Efemérides / 3 de diciembre 1998, primer escrache en Uruguay al torturador Gavazzo

diciembre 3, 2022

dd

El 3 de diciembre de 1998 se convoca en Montevideo al primer Escrache a uno de los más siniestros ejecutores del terrorismo de estado en la región.
El escrache como forma de protesta, es una acción directa que implica el señalamiento público, la visibilización y el posible ataque a un lugar físico determinado, como un domicilio o institución.
Ante la absoluta complicidad del sistema institucional del estado para garantizar la impunidad de sus crímenes, el escrache encuentra sus raíces en los señalamientos a carneros en la lucha obrera del siglo pasado.

La acción, convocada por el colectivo de reciente formación “Hijos de detenidos desaparecidos”, reunió a unas 500 personas que se concentraron en la intersección de Rivera y Soca para marchar hacia el domicilio del torturador sobre la calle Libertad custodiada por un fuerte vallado policial.

El volante repartido señalaba «¿Sabia usted que en este barrio vive el asesino y torturador, Teniente Coronel retirado, Jose «Nino» Gavazzo?» especificando su dirección: «Jose Marti 3067, apartamento 401.” La proclama, leida frente al cerco policial, indicaba entre otras cosas: «…queremos dejar en claro que no es porque tenemos los ojos en la nuca que hoy estamos aca. Por el contrario, porque miramos para adelante y adelante siguen estando Gavazzo, Cordero, Silveira, Campos Hermida y otros como estos que siguen impunes, con un lugar en esta sociedad (…) incluso algunos de ellos siguen ocupando cargos de confianza en el Ejercito con la aprobación de este gobierno. Nosotros hoy exponiéndolos ante sus vecinos y la sociedad en general, queremos que este pueblo sea su carcel»

La medida inició una larga lista de escraches realizados año tras año, siendo convocados mayoritariamente desde el año 2000 por Plenaria Memoria y Justicia, aguerrida organización social que enfrentó la impunidad sistemática de todos los gobiernos democráticos, desde la organización horizontal, autónoma sin compromisos con los poderes de turno.

En 2003 un documento de Plenaria Memoria y Justicia evaluaba así esta medida de lucha;
«Las herramientas fundamentales contra la impunidad tienen que ver con aquellas en donde la gente pueda participar activamente en el proceso. El escrache, aunque viene siendo criminalizado y aislado, ofrece esa posibilidad.
Aun cuando la participación sea reducida, el escrache instala la discusión en el barrio y, a veces, en el escenario político general. La gente participa, incluso, debatiendo la pertinencia del método. Si luego sirve para presionar favorablemente en algún proceso que se esté dirimiendo, en algún frío despacho judicial, mejor aún.
Pero, en su esencia, el escrache no pretende ser una demanda para obtener justicia, sino un hecho de justicia en sí, en el que cualquiera puede participar. Es una condena social y se inscribe en la idea de que la lucha contra la impunidad no es una cuestión judicial, sino una cuestión social».

La solidaridad es nuestra arma

noviembre 30, 2022

Pintadas y volantes en el barrio Cordón y sitios italianos en solidaridad con el anarquista Alfredo Cospito en huelga de hambre, luchando contra el regimen de tortura…
¡Contra todos los Estados, la solidaridad es nuestra arma!

«Lxs anarquistas se quiebran antes de doblarse»

noviembre 27, 2022

FhOonF9WIBkV659

Le restringen las cartas que le mandan, le restringen su comunicación con otros presos, con lxs compañerxs y familiares. No le dejan ver el sol más que a través de unos muros altísimos y unas rejas en un rato de patio cada vez por menos tiempo…
Y continua luchando…

El anarquista Alfredo Cospito continúa en huelga de hambre en una cárcel del Estado italiano luchando contra el régimen de tortura. Sin doblarse, nunca…

Con lxs oprimidxs siempre, con lxs opresorxs nunca

noviembre 24, 2022

Estamos siempre con los gestos, por más pequeños que sean, por más inútiles que nos digan que son lxs que «saben perfectamente lo que hay que hacer». No somos seguidistas ni nos gusta plegarnos a modas estéticas. No andamos buscando ídolos así que no nos interpela cuando en ámbitos no revolucionarios alguien hace algo para denunciar la injusticia social, por más pequeño o reformista que sea el gesto.
Como anarquistas nuestra tarea es siempre empujar hacia los fundamentos para no caer en reformismos, anarquizar lo más posible, ayudar a que sean ciertos valores y no las trampas del poder que gobiernen las acciones, y hacer nosotrx más que ser jueces de lxs demás…
Con lxs oprimidxs siempre, con lxs opresorxs nunca.

Abajo, mundial de fútbol, ingleses se arrodillan durante el himno para protestar contra el racismo y la falta de libertades, alemanes se tapan la boca para protestar contra la censura del país anfitrión e Iraníes se niegan a cantar el himno por los abusos del Estado iraní contra la pobación y sobre todo contra las mujeres.

Seguimos luchando entre nosotrxs mientras ellxs se ríen

noviembre 21, 2022

rayo

El Estado turco bombardea poblaciones en el norte de Siria, el anarquista italiano Alfredo Cospito continúa su huelga de hambre contra el régimen de tortura, continúa la represión en Irán contra lxs revoltosxs por la muerte en comisaría tras tortura de una mujer que llevaba «mal el velo». La reestructura capitalista continúa su curso, nada nuevo esta semana bajo el capitalismo…
Mientras, como dice la canción, seguimos luchando entre nosotrxs mientras ellxs se ríen..

La vida o el capitalismo

noviembre 19, 2022

dsd

Pocas frases «absolutas» suelen ser verdaderas, astutas, utilizables para ampliar el conocimiento o la reflexión. Libertad o muerte, sigue siendo una de ellas, su ampltud igual permite decir muchas cosas si se usa de abreconversa. La vida o el capitalismo también se le acerca.
Acabamos de ver otra mueca de incomprensión, de intereses privados y empresariales contra la sociedad en la COP27 y hoy localmente nos enteramos las mierdas que las personas están consumiendo con el agua «potable» en el territorio. Ya sé que no es nuevo y compañerxs lo vienen denunciando hace tiempo, pero cómo amplía el asco que dan lxs políticxs cuando leemos la noticia.
A nivel local, la lucha de las personas contra la soja y el último show del progresismo en Canelones llevando al capo sojero es doble o triplemente insultante. Ser racionales y hasta apenas tímidxs es decir «o el capitalismo o la vida». Eso o para el calor en aumento tomar agua con glifosato… no hay muchas salidas sino…

La autoorganización contra la democracia representativa (una introducción a los métodos de la anarquía)

noviembre 16, 2022

Cuando sale lo de “más democracia” en una conversación acerca de la realidad actual, nos damos cuenta que es una carta mágica para no decir demasiado. Lxs anarquistas aprovechamos normalmente para hacer una pausa, y retomar la charla desde otro lado. Ya podemos imaginar que seguramente la conversación no irá hacia ningún lado. La carta de la democracia se relaciona al imaginario progresista, retazo que ha quedado del abandono de la idea de transformación y su incorporación deseada al mercado. Es lanzada con tan poca convicción, además, que casi parece un pedido de ayuda.
Aunque hablemos de democracia representativa, de partidocracia o el modo democrático específico con el cual se sostiene la desigualdad estructural en cada sitio, no hay mucha salida. La democracia liberal es el único horizonte, dicen, no para mejorar nada, sino para intentar poner coto al autoritarismo creciente, como si eso estuvieran haciendo las democracias occidentales. Sabido tienen, en general, las trampas del sistema, pero más le temen a los cambios. Muchxs compas responden que sí al comodín de la democracia si hablamos de una “democracia directa”. Estamos de acuerdo, les dicen, pero que sea sin poder político, poder separado, que sea con una verdadera participación, que sea “directa”. Por supuesto que en tanto que se trata de arriesgar los privilegios y la desigualdad estructural, no es una opción realmente para lxs sostenedorxs demócratas del statu quo, atadxs como están al imaginario del posibilismo.
Según un estudio de la universidad de Adelaida, Australia, durante las primeras semanas de la invasión rusa a Ucrania, entre el 60 y el 80 por ciento de los tuits pudieron ser originados en fábricas, 38000 tuits diarios hechos por bots buscaban influir en las personas. La propaganda en nuestros días alcanza proporciones monstruosas. Quien tiene el dinero tendrá la capacidad de influir con más profundidad, en los sujetos hiper mediatizados. Las asambleas, democracia directa, si quieren, la autodeterminación y la creación de acuerdos de abajo hacia arriba, no asegura nada, pero es la posibilidad de una contra instancia ante la vida mediada. La libertad, entendida en un sentido social, donde lxs demás son su condición de posibilidad y no su límite, puede ser el verdadero antídoto contra esa poderosa arma del capitalismo. No es propaganda contra propaganda sino interrelación y construcción de sentidos colectivos, contra la propaganda.
Si salvar la democracia significa salvar al sistema de desigualdad actual, no gracias. Si salvar la democracia significa mantener alienada nuestra capacidad instituyente, no gracias. Elegir entre sus empresarixs o lxs del otro bando no es suficiente. La seriedad de la situación amerita romper el posibilismo e ir a los fundamentos.
En el hacer común, en la generalización de la cultura de lo común está una de las claves para contrarrestar el bombardeo mediático. La izquierda autoritaria siempre nos quiere eligiendo entre dos bandos para que escojamos al menos malo. Re crear lo social significa re crear las capacidades de instituir nuestras vidas junto a otrxs. Nuestra respuesta al comodín progresista para no pensar debe incluir más crítica y más prácticas en común.
En territorios tan pequeños como el nuestro es fácil imaginar mecanismos de autodeterminación reales y concretos. Mostrar que funcionan y son la verdadera solución a la perpetuación del capitalismo y su desigualdad es crucial. Metamos a lxs descreídxs en la discusión, y sobre todo, en la práctica de la autoorganización. Quien se habitúa a vivir libre, resolviendo problema tras problema con lxs demás, luego ya no acepta representantes. Generalizar la autoorganización es el camino.

R.