>> Allanamientos nocturnos.

    A los progres no les alcanza con poner cada vez más milícos en las calles, no les alcanza con los megaoperativos, no les alcanza con tener un helicóptero dando vueltas por encima de nuestros barrios recordándonos que estamos siendo vigilados, sino que ahora también quieren aprobar un proyecto de ley que habilitaría el ingreso de la policía durante la noche a cualquier casa.

    El proyecto de ley lo presentó el diputado Walter de León (del MPP) hace unos días argumentando que han crecido enormemente la cantidad de bocas de pasta base y fue visto con buenos ojos por el Perro Vázques (ministro de Interior) y Julio Guarteche (director nacional de policía).
    No hay dudas, una justificación más para aumentar el control, para insertar el miedo en las cabezas de todos y naturalizar más de lo que ya está naturalizada la humillación y la tortura, el acostumbramiento a la violencia del Estado en la calle y ahora en nuestros hogares.

    Quieren hacer creer que la solución está en poner más policías o en darles más poder. La pasta base está matando y matando y si sigue en la calle es justamente con la complicidad de la policía, y los que se enriquecen con ella son los poderosos y los explotadores.

    Las soluciones están en nosotros, no en ellos.
    Simplemente en no resignarse, en no agachar la cabeza.