>> Fotos y proclama de la marcha hasta el D.O.E. por la libertad de David Lamarthée.

    Ayer aproximadamente a las siete de la tarde marchamos hasta el D.O.E. (Departamento de Operaciones Especiales) a más de un mes de que nuestro compañero David fue secuestrado por el Estado.

    Proclama:

    Hace más de un mes era detenido y secuestrado por el D.O.E. David, trabajador y militante del sindicato del Taxi. Detenido por uno de los instrumentos de represión que dirige el gobierno progresista a cargo de José Mujica Cordano.
    A David se lo acusa de atentado a la propiedad privada en el marco del 1ro de Mayo, día de huelga universal.
    El día Lunes a las 23 horas otro compañero era secuestrado por el D.O.E. de la misma forma que fue secuestrado David. Esta vez la represión también cayó sobre otro trabajador del Taxi, Héctor Lacuesta, veterano laburante al que se lo proceso con 60 días de arresto domiciliario por atentado a la propiedad privada en el marco del 1ro de Mayo . El día Martes nos enteramos de a que a David le fue suspendía su visita por 30 días, por una situación que aún no esta clara. Esto es otro gesto más de represión contra David y contra cada uno de nosotros.
    David está preso por ser solidario, por ser coherente y tener presente a los explotados que día a día caen en la lucha anticapitalista.
    David hizo lo que cualquiera de nosotros podemos llegar a hacer. Señalar y escrachar al enemigo, al carnero que es tan autoritario y represor como el patrón que lo alimenta.
    A David se lo detuvo en su lugar de laburo. El D.O.E. se tomó el trabajo de seguirlo, fotografiarlo, escucharlo y detenerlo. Este ataque no sólo es contra David, es contra todos nosotros, es contra un método de construcción y defensa de una herramienta.
    David no es ninguna víctima de nada, es una de las contradicciones que el capitalismo tiene y busca eliminar mediante la represión.
    Este acto represivo contra David es orquestado y dirigido por Oscar Dourado, empresario del Taxi, mafioso empresario que les roba hasta las propinas a sus empleados. Este personaje aliado en la actualidad al gobierno de turno fue un militante de la J.U.P., vinculado históricamente a los partidos blancos y colorados. Su fortuna la hizo gracias a los beneficios de los partidos tradicionales y hoy la acrecienta gracias al crédito otorgado por el progresismo.
    El Perro, como todos nosotros lo llamamos, está encarcelado en la Tablada, en la zona oeste de Montevideo, al fondo del barrio Verdisol, barrio obrero y estigmatizado por los medios de comunicación y la policía.
    La situación carcelaria del compañero David la debemos de entender como un mensaje claro que nos manda el gobierno: rebélate contra mí y pagaras con cárcel.
    Este mensaje es para todos nosotros, para los individuos que lo señalamos como el responsable de la situación precaria en la que vivimos hoy en esta sociedad-cárcel.

    David está en un celda con otros presos, por esta razón es que tenemos que hablar de la cárcel que no es otra cosa que una forma mas de represión que los Estados aplican a los pueblos.
    La crítica y el accionar contra las cárceles constituye un acto anticapitalista, es oponerse al control, a la falsa libertad en la vivimos en ésto que se denomina democracia.
    Debemos entender que este sistema con sus leyes y sus cárceles es la garantía que el Estado ofrece al capitalismo para desarrollar sus planes de saqueo.
    En el proyecto socio-económico del gobierno progresista la cárcel y el contrato de paz social son la carta de bienvenida a los inversionistas fantasmas que no hacen otra cosa que explotar individuos y robar los recursos naturales del territorio en el cual desarrollamos nuestra existencia.

    Por estos días las empresas de comunicación difunden la noticia de la puesta en marcha de nuevas medidas represivas contra la población.
    Para engañar a la gente hablan de seguridad pública, de detener a los ladrones y criminales, pero la realidad no es la que la que nos dicen los medios.
    Estas medidas represivas son contra los trabajadores, contra los explotados.
    Acá los mayores ladrones y asesinos son ellos. Son los gobernantes que buscan nuestra sumisión aplicándonos las mismas recetas represivas que aplicaron en la dictadura cívica-militar.
    Es el gobierno progresista el responsable del hambre y miseria en la que viven cientos de niños en todo el país.
Son también responsables los periodistas que preparan el terreno para la represión y los empresarios que la financian.

    La cárcel es un curro, es un negocio, es una forma más de explotación. Son decenas las empresas que tienen contratos con los Estados y utilizan a los presos como mano de obra esclava. Está claro que en éstos contratos se violan todas las normativas laborales vigentes y que los únicos benefactores son los empresarios y los Estados que reciben migajas del capitalismo.
    Teniendo en cuenta la situación por la que pasan miles de jóvenes nos cuesta entender como gran parte de la población y de los trabajadores hacen acuerdo con el castigo que el Estado y su aparato judicial aplicó a David.
    La situación carcelaria es cada vez mas crítica. Motines, ajuste de cuenta entre presos y represión a los mismos son moneda corriente por estos días.
    En la actualidad son más de 200 los presos que duermen a la intemperie en el Comcar. Están al aire libre, cagados de frío, durmiendo sobre el piso y son alimentados a base de rancho, agua con gusto y fideos.
    ¿Qué es lo están buscando con esta situación?
    ¿Nuevos motines, nuevos enfrentamientos y más muerte de presos?
    El gobierno progresista utiliza esta crisis como herramienta para justificar más represión, más gastos, más negocios turbios. Inventan cucos que no existen para construir más cárceles, para comprar más armas y de esta forma cuidar los intereses de los oligarcas y empresarios que son los que verdaderamente los sostienen por hacerles bien los mandados.

    Una vez más un trabajador está tras las rejas por ser coherente, por ser honesto, por ser un luchador que no tranza con los patrones y con el Estado.
    Se hace imprescindible redoblar la lucha por la libertad de David y más cuando desgraciadamente en la actualidad el silencio de muchos luchadores del ayer es cómplice con los represores de hoy.
    A redoblar la lucha.
    Tocan a uno tocan a todos.
    Libertad ya a David Lamarthée.

Asamblea solidaria por la libertad de David.


A %d blogueros les gusta esto: