>> Cuatro personas golpean a un policía.

  Un par de golpes no son nada en comparación a las torturas y las humillaciones que los botones ejercen diariamente, al encierro que perpetúan en las cárceles del Estado, al mundo de explotación que sustentan al defender a los poderosos y los explotadores, igualmente nos alegramos bastante al ver cosas como éstas:


A %d blogueros les gusta esto: