>> Ha comenzado el circo.

  Ya todas las columnas se empiezan a llenar de carteles políticos que dicen: votáme. No dicen toda la verdad, claro, como toda obra política, lindo sería que dijeran además: votáme, quiero ser tu jefe, quiero vivir de lo que el Estado te saca, elegíme, quiero ser tu amo mientras digo que trabajo para vos.

  Ha vuelto el circo electoral, la tele se llena de propagandas de partidos y salen viejitos y niños hablando de cómo el futuro depende de los amos de la democracia, de cómo empresarios y trabajadores están unidos por el país. Cuando termine, todos los acomodados dirán: ha triunfado el sistema político, ha triunfado la democracia.

  Y tendrán razón, se habrán hecho un poco más fuertes los partidos, pero también se habrá desgastado un poco más todo su sistema. Aburren, atomizan los nuevos amos. Aburre, molesta su propaganda. Mientras tanto, nosotros, los anarquistas seguimos peleando. Nos seguimos oponiendo a todo régimen político y entonces a la presión de los partidos políticos por envolvernos en su show. Seguimos escupiendo a su sistema, seguimos enfrentándonos a toda autoridad.

  Mientras ellos siguen con su circo, nosotros sigamos peleando. Mientras sigue el circo electoral hagamos crecer nuestras fuerzas, nuestra autonomía, nuestra rabia…

  Que caiga Aratirí, el zoológico, las demás cárceles, Monsanto, que caiga el Estado, ¡viva la anarquía!


A %d blogueros les gusta esto: