>> Nuevo libro: “Nuestra única propuesta es el conflicto”, discusiones en torno a la proyección insurreccional del movimiento anárquico.

libro

  Existe un extraño arte, similar a tanta otra cosa de las que pasan a veces desapercibidas en este mundo, el arte de decir no. Un arte no adscrito a ninguna escuela, mas no por eso ajeno a cómo se mira en cada época. Un arte no ajeno a la episteme del presente sino siendo parte de ella. El arte de decir no se hace con tallas en paredes de prisiones, usa guantes en las manos que lanza piedras y molotovs y levanta las frentes de los pelean defendiendo la libertad, la libertad de todos.
  Ese decir no parece ser algo común, sonso, y sin embargo encierra en su seno una posibilidad infinita cuando sale de la boca de un rebelde. Ante él, todo sí se empequeñece de vergüenza.
  Cuando firme y claramente se dice no, se le dice no a todo el sistema y sus sostenedores, se le dice no a continuar atado rumbo a la horca sin hacer nada. Cuando se le dice no a un mundo de mediaciones es el propio Prometeo el que vuelve a sonreír. Este no, rompe cadenas y destruye las posibilidades de cualquier negociación. Cuando hay un verdadero no no hay claudicación posible, la derrota sólo puede darse frente al opresor y no frente a uno mismo. Cuando alguien pone freno a la puerta y dice no, cuando un colectivo pone el no por delante todo el arte tan desarrollado de alcahuetear queda imposibilitado. En el arte de la negación se encuentra la posibilidad de la adquisición de todos los sueños.
  En este libro se recogen no historias sino ideas basadas y surgidas de la acción de decir no. También de recoger el guante cuando se ha dicho no, de experimentar, de pensar y de asumir las consecuencias de luchar contra un sistema insoportable. Todo el contenido del libro es el resultado de infinidad de discusiones que se han dado en el mientras. Reflexiones que se han dado en el mientras, antes de ir o volviendo de hacer algo, pero mientras se sigue peleando. Es por esto que es la práctica la que ha determinado todo lo que aquí se dice. Siempre estamos corrigiendo errores y plantando los próximos con nuestro accionar. Los que hacemos no tememos equivocarnos, tememos sólo perder la capacidad de darnos cuenta que nos equivocamos.
  En los capítulos que siguen se recogen textos que hicimos para profundizar el debate mientras pensábamos cómo seguir yendo contra el sistema. El primero fue hecho en Mayo del 2011, hace ya mucho tiempo. La intención de ese texto era clara: encontrar soluciones y herramientas para poder crecer, no engordar, sino crecer. Queríamos con él desarrollar lo que ya veníamos haciendo, llevarlo más allá de sus límites. Queríamos ser más fuertes porque queremos ser más libres. A ese primer texto le siguieron otros y el ámbito de debate, así como su nivel, fue creciendo. Esperamos sirva para potenciar las ideas y las acciones de todos aquellos que no intentan tomar el Poder o crear otro, sino vivir en libertad. En definitiva, no es más que un libro, nuestras esperanzas para hacer un mundo nuevo no están puestas en libros sino en nuestras manos, en las manos de nuestros compañeros y en todas aquellas que luchan contra la autoridad.
  Será necesario un gran no, una gran sacudida para que surja la libertad. Luego, volveremos seguramente a cometer más equivocaciones pero experimentaremos e iremos solucionando los nuevos problemas cuando se presenten.

  Para comenzar.

  Varios debates que se están dando en el seno del movimiento anarquista internacional no aparecen en este libro, como por ejemplo la discusión en torno a la reivindicación de los ataques anarquistas, el uso de siglas en las organizaciones informales, etc. No es que no tengamos posición en varios de esos temas pero partimos de otras necesidades. Creemos que es importantísimo ajustar ciertas cosas en la base de nuestro pensamiento insurreccional. Muchas obviedades encontrará un compañero con experiencia en los capítulos que siguen, mas son obviedades importantes d decir o volver a decir. Como dice la introducción esto es solamente un libro, no hay que esperar demasiado de él. De todas maneras, es necesario intentar aclarar ciertas cosas y decir otras que están faltando. El mundo ha cambiado, nuestra acción no puede ser pensada desde los textos clásicos que hablaban desde, y reflejaban, un mundo que ya no existe. Puede alguno creer que la lucha contra el Poder y la autoridad son eternas, mas eso no significa que las formas que adquieren el Poder y la autoridad no cambien. Si sus formas cambian, es lógico que nuestra resistencia también debe cambiar, no es lo mismo asaltar una carroza que un carro blindado. Los Estados han modificado sus estructuras y modos de hacer, se han especializado y todo el tiempo van buscando perfeccionarse aún más. Ellos también necesitan adaptarse a ciertos cambios que se van dando en las sociedades, cambios que también dependen de nosotros.
  Los hijos de la revuelta griega ya están grandes, el aprendizaje de la lucha anárquica debe servirnos para mejorar. La tensión entre los movimientos más “ciudadanistas” y las acciones de ataque más específicas tiene que brindarnos capacidad de reflexión y acción. Los ejemplos donde los compas están dejando sus cuerpos y su sangre tienen que servirnos. En este libro también gritan las voces de nuestros compañeros enjaulados o caídos en la lucha contra el Estado. Acá nadie se rinde. Una vez más cada uno debe pensar la conflictividad y la acción anarquista en el territorio donde pelea. El conocimiento surge de la práctica, en eso estamos. Como decía un ya mítico muro pintado en el recorrido de una manifestación que daba la entrada a un renovado movimiento anarquista en Montevideo: las piedras están en el piso, las soluciones en nuestras manos…

Círculo Anárquico Villa Española, Malvin Norte y Afines.
Montevideo, Abril del 2014.


A %d blogueros les gusta esto: