>> Recibimos y publicamos / Manifiesto anarcolimareño [Treinta y Tres].

Necesitamos menos gente con los pies sobre la tierra.
  Necesitamos menos maestros del poder y menos magos de las finanzas, delincuentes que sólo serán combatidos si sumamos más hombres y menos ovejas.
  Debemos despertar ante la máquina de picar carne que es el sistema educativo. La esclavitud, la verticalidad, el abuso del poder, la imposición… deben ser tratadas como lo que son: un crimen.
  Hay que llevar la imaginación a la cima y respetar la libertad como el precioso regalo que nos trae la expansión de la conciencia.
  Necesitamos jóvenes libres, rebeldes, ingobernables. Jóvenes que caminen en el aire, que hagan temblar los cimientos, que levanten el desorden como un ramo de flores.
  Debemos sustituir el poder por la conciencia. Cambiar la peste de la burocracia y las reglamentaciones por el amor al prójimo.
  Como a cualquier criminal que tome un arma, debemos hacer entender a los milicos que no importa quien dispare ni porqué: un asesino es siempre un asesino y la violencia es siempre la violencia.
  ¡Abolir el poder!
  El orden no necesita autoridad.
  El amor, no necesita nada.

a33


A %d blogueros les gusta esto: