Comunicado / Ataque incendiario a las oficinas comerciales del grupo Altius.

En la madrugada del día 9 de Junio atacamos las oficinas comerciales del grupo Altius en la edificación de las futuras viviendas Nostrum plaza, ubicadas en Defensa, esquina Salvador Ferrer Serra. Se consiguieron daños relevantes en el mobiliario y materiales del lugar inhabilitando la oficina por tiempo indeterminado. Elegimos este objetivo porque representa a la perfección por lo menos dos cosas que despreciamos: una, el proceso avanzado de especulación y lucro con la vivienda, la otra, un modelo de vida que vende el encierro como lujo máximo con la excusa de la seguridad. Este tipo de obra se caracteriza por ofrecer pequeños y costosos apartamentos que incluyen dentro del mismo predio, cuidadosamente cercado y vigilado, espacios para la recreación y el consumo, que evitan al inquilino tener contacto con el mundo exterior y fomentan y re-amplifican la fragmentación social y el aislamiento. Estas obras lucran con la cultura del miedo y del consumo y además son agentes de gentrificación porque implican el movimiento poblacional de los barrios ya que apuntan a un tipo de público que es un trabajador/consumidor funcional a los intereses del capital. Para construir este tipo de emprendimientos de carácter invasivo es necesario derribar montones de casas antiguas en los barrios, casas de otras dimensiones que permitían otro tipo de vida e integración. Además, con la excusa de cambiar la cara de los barrios fomentan los desalojos y la expulsión de las poblaciones que viven en economías marginales que muchas veces bordean la ilegalidad. Denunciamos también que esto es posible gracias a la complicidad de la Agencia Nacional de Vivienda y la ley de vivienda social 18795, que exonera de impuestos a lo que llama vivienda de interés social pero que claramente sólo interesa a los grandes grupos económicos que lucran con la burbuja inflacionaria de la construcción y la vivienda.

  Frente al avance de la especulación y el lucro:
  ¡Ni un paso atrás!
  ¡Acción directa y solidaridad!
  ¡No todo está en venta!

Extraido de: Contrainfo


A %d blogueros les gusta esto: