Comunicado de la asamblea abierta del centro social autónomo La Solidaria ante el cedulón de desalojo.

lsm

En estos días llegó un cedulón anunciando que el Centro social autónomo La Solidaria será desalojado el día 21 de Marzo.
  La lucha de las personas para transformar la realidad no es un fenómeno nuevo, es un camino antiguo que recordamos con dignidad. El Estado genocida que se creó e impuso en estas tierras, el saqueo de la dictadura cívico-militar y su continuación con los gobiernos democráticos afianzando el capital financiero, son parte de una misma historia. La conocemos porque somos parte de quienes han combatido contra esos poderes. Somos parte de cada lucha por la libertad y estamos hechos de ella. Somos parte de la lucha por la rebaja de las horas de trabajo, contra el salario y sus dueñes. Somos parte de la lucha que logró detener el servicio militar obligatorio, que se batió en la huelga general desobedeciendo a los dirigentes y somos parte de la lucha que se opuso a Aratirí y a la devastación del territorio.
  Y los ataques que en estos días se recrudecen son a todo esto, no sólo a un local, a un puñado de refractaries sino a un método y a unos principios bien firmes de libertad. El intento de desalojar la Solidaria para este 21 de Marzo, es un esfuerzo vano por detener la autoorganización social, sin partidos políticos o iglesias, que posee sus lugares, tiene sus luchas particulares y crea a diario la resistencia contra los proyectos del Poder. El intento que mancomuna a jueces, policías y financistas por restituir la propiedad privada y el orden, se opone a una lucha que demostró varias cosas en estos cinco años de ocupación. La Solidaria ha demostrado y demuestra diariamente que el mundo de la sociedad de servicios puede ser combatido, que un mundo sin lucro y competencia puede sobrevivir. Ha demostrado y demuestra que un mundo sin compromisos, que destruye igualmente toda individualidad así como todo lazo comunitario es atacable, burlable y puede ser vencido.
  La casa donde funciona La Solidaria puede ser fácilmente recuperada por las fuerzas del Estado y devuelta a la especulación inmobiliaria, es un hecho de relación de fuerzas, pero sus proyectos de transformación no serán derrotados por este hecho. En los últimos años los métodos de acción directa, de autoorganización se han reproducido y si se pierde un local sólo se pierde una pequeña parte.
  En estos años La Solidaria albergó diferentes estructuras autoorganizadas, grupos, actividades e iniciativas siempre con un carácter autogestionado, sin dinero y autónomo. Todas las actividades han sido y serán siempre antiautoritarias, evitando todo racismo o sexismo.
  De muchas formas han querido comprarnos y de muchas formas han querido intimidarnos pero es un tejido muy fuerte el que nos mantiene. Lo que ha hecho que todo continuara con firmeza estos años, pese a los ataques del Poder, ha sido el complejo de relaciones que se crearon durante estos años cuya base es la solidaridad. Muchas casas de similares características no han soportado los embates del proceso de gentrificación, fue la capacidad para autoorganizarse y la determinación lo que hizo que La Solidaria haya podido mantenerse firme. Nuestra responsabilidad es con todo eso, con esa lucha que va más allá de nosotres y que tiene que ver con cada une de nosotres.
  A sus ofertas y a sus palos siempre le hemos opuesto un firme “¡no!”.
  ¡Vuelvan por otro cuando quieran, saben donde estamos!
  ¡Saquen sus manos de nuestros centros sociales!

Asamblea abierta del centro social autónomo La Solidaria.

En este texto el uso de la “e” en palabras con referencias explicitas de género no es un error tipográfico. Es una elección de evitar el uso del lenguaje sexista al que nos acostumbraron. Evitamos la “o” y la “a” que invisibilizan otras identidades de género disidentes a las tradicionales y heteronormativas.


A %d blogueros les gusta esto: