A 44 años…

Un 27 de Junio de 1973 comenzaba la dictadura cívico-militar. El capitalismo se defendía utilizando una de sus armas más potentes. En momentos de confusión y en donde, sin embargo, se ven algunas cosas más claras, las bases de los trabajadores desobedecieron a los dirigentes sindicales y comenzaron una huelga general ya previamente establecida que duraría quince días.
  La huelga general se convirtió en un gran acto de resistencia social que involucró a estudiantes y trabajadores. Ocupaciones y reocupaciones de los lugares de trabajo, resistencia contra las fuerzas del orden, sabotajes como el de ANCAP, desobediencia como el negarse a ayudar y enfrentar a los militares en los barrios fueron las armas de los oprimidos.
  Nuestra memoria no olvida, nuestra dignidad nos hace seguir luchando…


A %d blogueros les gusta esto: