Contra esa vieja costumbre de obedecer y ese deseo de mandar.

Desde al Cordón a todos los barrios, por la autoorganización que barra de una vez las desigualdades y la actitud suicida de este sistema…


A %d blogueros les gusta esto: