Tercera semana de apoyo escolar y liceal en el Cordón.

Lo que unas 40 personas han logrado autoorganizándose junto a la base del centro social en Cordón nos llena de fuerzas. De lunes a jueves, de mañana y de tarde, niñxs y adolescentes pasan por el centro social a recibir ayuda en sus aprendizajes y la solidaridad es la materia más beneficiada.
Cuidando las distancias, la calidad sanitaria y sobre todo, el cara a cara, un barrio ha decidido que no le ganaría la indiferencia. Con el cuidado de varixs vecinxs, como la que cocina budines para lxs alumnxs o la panadería que aporta los bizcochos y más de una treintena de profes solidarixs, la educación autogestionada desafía la soledad capitalista.
En tiempos difíciles la autoorganización muestra que no sólo es sueño sino un medio real que prioriza la solidaridad, la reciprocidad y que saca lo mejor de todxs. No se necesitan grandes estructuras, jefes con grandes sueldos, no se necesitan jerarquías o dinero empresarial cuando la voluntad nace de abajo.
En el mismo barrio en el que se levantó desde los escombros de una ex boca, la plaza “Acción directa” con sus luces y hamacas, hoy se muestra cómo desde una asamblea horizontal, un proyecto claro y mucha voluntad es posible combatir el despojo y la desidia…

En un barrio autoorganizado nadie esta solx


A %d blogueros les gusta esto: