Un preso del Comcar muere tirado en un frío rincón de la celda.

La cárcel es el castigo para lxs pobres, donde amontonan gente como si fueran deshechos de la sociedad. Una institución absurda que no hace sino perpetuar la violencia y la exclusión.
No experimentaremos la libertad mientras existan celdas, esos espacios de antaño inventados para torturar al delincuente pobre, al bárbaro.
Esta institución erigida sobre las ideas de culpa y castigo no resuelve ningún problema. En un régimen de encierro, cargado de violencia y sumisión no se resuelve nada, solo reafirma la fragmentación social..


A %d blogueros les gusta esto: