A fortalecer los proyectos de autoorganización y las prácticas de resistencia.

Dos nuevos muertxs el viernes en Colombia.
Y todo nos grita que tenemos que aumentar nuestros medios y prácticas. Los sucesos hoy en Cali, antes en Santiago, acá y allá, no son hechos inconexos, son expresiones de una misma y nefasta dinámica capitalista.
Acá y allá los reajustes del capital se llevan y llevarán vidas. No son las protestas las que inician esos procesos sino las reacciones frente a esos procesos.
Los pueblos deben luchar, claro y las luchas tienen muchos momentos diferentes.
Lo que estamos viendo es que muchos pueblos no logran evitar la sangre y lxs revolucionarixs debemos hacerlo. Eso explica porque debemos fortalecer mucho los proyectos de autoorganización, las prácticas de resistencia.
¿Qué más puede evitar tanto la sangre que bastas zonas autoorganizadas, llenas de experiencia del hacer común, llenas de lo realmente generalizable, la práctica y la tensión revolucionaria?
El capitalismo quiere dejar afuera a la mayoría de la población entre guerras y reacomodos de la dominación.
No se puede empezar cuando el agua este al cuello.


A %d blogueros les gusta esto: