Bajo el escudo del pueblo de la bandera negra.

Un nuevo informe sobre la seguridad alimentaria y la nutrición en el 2020(1), dice que una de cada 10 personas en el mundo sufre de desnutrición, El 9,9% de los habitantes del planeta (unos 811 millones de personas) sufrían desnutrición en 2020 y el 30% de la población mundial vivía en situación de inseguridad alimentaria grave o moderada. La situación ya venía en aumento a mediados de la década y se agravó en los últimos tiempos con la reestructura del capitalismo.
No podemos hablar de una resistencia global que si bien existe, tomando en cuenta que la historia del Estado-capital es la historia de la resistencia a su dominio, no despunta aún sus banderas de batalla para detener el asesinato continuado del sistema.
Lo que si podemos, amén de pensar la resistencia globalmente, es fortalecer localmente nuestras resistencias. Nuestros escudos no se han hecho hoy, vienen armándose batalla tras batalla. Lxs anarquistas podemos mostrar como la autoorganización y la ofensiva permanente abren las posibilidades.
Las revueltas son y serán una constante en un mundo cada vez más atomizado, fragmentado y bajo asedio. No podemos ni debemos esperar los momentos más desesperados, por el contrario, los de “calma” capitalista nos exigen más trabajo. Preparar, continuar y fortalecer las prácticas y los terrenos en disputa al capital. Preparar, continuar y fortalecer donde la anarquía se hace viva. Hay que prepararse para una lucha a largo aliento, eso exige potenciar nuestro “acá y ahora”.
El pueblo de la bandera negra no se rinde, es por eso que lxs anarquistas deben proyectarse.

R.M.

1. Hecho por la OMS, la agencia de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Agencia de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).


A %d blogueros les gusta esto: