Las bases del anarquismo.

En la fuente de nuestra rebelión está la solidaridad. Una puerta que se abre a un amigo, a un compañero como empujón de cariño y llave para todas las libertades por venir. No es ciega la solidaridad pero hay en abundancia, no se anda midiendo, escatimando y se reproduce sola al usarse.
Las consecuencias de la solidaridad como sistema y motor es la lucha. Unx no retrocede al haber visto y vivido otros modos. Quien ayuda o se ve ayudado sin segundas intenciones, no en las publicidades de las empresas, no en los flashes de las cámaras de políticxs sino en la pureza de los gesto realmente solidarios no olvida.
Nadie es tan fierx en la lucha como quien experimenta la ternura de la ayuda mutua, el respeto y la potencia de ese engendro social que es la libertad

*En la imagen la conocida foto del orangután que extendió su mano al hombre que había caído al agua.


A %d blogueros les gusta esto: