La comunidad de lucha.

La comunidad que potenciamos debe ser de lucha pues la revolución social es un hecho colectivo. El proceso de transformación generalizada es el ambiente ideal para la base de la comunidad ya que permite la afirmación y el mayor desarrollo de las potencialidades individuales y colectivas. La comunidad no es la masa y, en tiempos de masas, sólo se crea comunidad si los vínculos sociales van unidos a la lucha. Lejos estamos de querer crear nuevos fantasmas o cambiarles las sábanas a antiguos, no existe el sujeto revolucionario objetivamente dado ni somos de lxs que necesitan basar sus causas en universales abstractos. Sin guetos, sin aforismos liberales debemos continuar nuestro camino.
A problemas colectivos soluciones colectivas y para crearlas, individuos realmente autónomos.

R.M.


A %d blogueros les gusta esto: