La dominación actual.

A toda la población le son inculcados los principios empresariales incluso presentados como idea de superación personal.
Ser emprendedor/a es el nombre de la prisión disfrazada de libertad para millones y millones de personas. El espectador-cliente no posee capacidad para actuar por sí mismo ni lo desea. El desamparo y la incapacidad autónoma definen la dominación actual y es lo que da alimento a las «nuevas derechas».

R.M.


A %d blogueros les gusta esto: