Efemérides | 4 de mayo de 1922, 100 años del Congreso Obrero Comarcal en la ciudad de Salto, Uruguay

Durante la primera mitad del siglo XX el departamento de Salto desarrolló un movimiento obrero que fue de los más aguerridos del interior uruguayo.
En 1918 se consolida la Federación Obrera Local, la principal federación obrera del interior, la cual protagonizará importantes huelgas. Para 1919 agrupaba tres federaciones sindicales, seis gremios y dos agrupaciones anarquistas. Al poco tiempo logra comprar una imprenta tipográfica para editar un semanario obrero el cual se denominará “La Tierra”, y presentado por acuerdo unánime de los gremios como un periódico anarquista.
La Federación Obrera Local Salteña tuvo una importante actividad cultural en sus años de existencia (1918-1925), realizando infinidad de picnics, articulando cinco centros de estudios sociales, una biblioteca obrera, un cuadro filodramático y distintos comités barriales anti políticos para contrarrestar la propaganda electoral en tiempos de elecciones.
En 1921 el debate en torno a la dictadura proletaria y la organización sindical que ya habían producido hondas divisiones en Montevideo y Buenos Aires estalla en Salto. Luego de la realización de un Congreso Obrero en Paysandú en febrero de 1922, donde tras fuertes incidentes los gremios comunistas logran embanderar la FOL sanducera con sus postulados ideológicos, lxs anarquistas de Salto se proponen disputar la orientación obrera regional y salen al cruce con la realización de un Congreso Obrero Comarcal realizado entre el 1 y el 4 de mayo.
Participaron unas 20 asociaciones provenientes de Paysandú, Salto y Concordia, junto a delegados de la Federación Obrera Regional Uruguaya y la Federación Obrera Regional Argentina.
Entre los acuerdos del congreso pueden mencionarse tanto la solidaridad con los presos por cuestiones sociales; Simón Radowitzky, los anarquistas presos por el gobierno Soviético Ruso y Sacco y Vanzetti. Como la definición ideológica del mismo; “declarándose abiertamente partidarios del Comunismo Anárquico, basado en el Sistema Federalista descentralizado y libertario que bosquejara Miguel Bakunin y por lo tanto, declarándose contrarios a todo poder de estado ya sea político o proletario u obrero y a todo intento de perpetuar la lucha de clases reemplazando en el poder o gobierno a los que actualmente lo detentan.”
La realización del Congreso Comarcal, desconocido en la actualidad, evidencia el importante legado anárquico que la historia de nuestra región posee, como el fértil potencial de las propuestas anarquistas para solucionar los problemas de la sociedad en cualquier rincón habitable que exista.
Antonio Vidal, quien participó como delegado de la F.O.R.A. señaló “Hay que hablar con franqueza. El Congreso obrero salteño fue una de las asambleas obreras que revisten mayor importancia no solo en el Uruguay sino en casi toda la América del Sud, Centro y Norte América”.


A %d blogueros les gusta esto: