Todo lo bueno y lo malo, nos dice: ¡adelante!

En el 2013 sacábamos 8000 ejemplares del periódico, luego paulatinamente con los años iríamos teniendo nuestra «crisis del papel». Entre los altos precios y las redes (anti) sociales en los siguientes años iríamos bajando no sólo la cantidad de tirada sino la frecuencia pero anotándonos algunos puntos ya que en el 2016 llegábamos orgullosamente a todos los departamentos con por lo menos un compa repartidor. Una cosa monstruosa que hay que tener en cuenta con los «nuevos formatos», sin meternos ahora en sus modos de filtro y censura, es cómo condicionan nuestros textos.
Textos cada vez más cortos y por ende prescindiendo muchas veces de explicaciones más elaboradas. No tenemos miedo de usar otros modos, pero a la vez sentimos duro el condicionamiento. Nuestra receta imperfecta ha sido no abandonar los textos más complejos pero utilizar los más fragmentarios también. Como todo en la lucha anárquica, lo intentamos lo mejor que podemos.
En ese número del 2013 decíamos: «Estamos orgullosos de seguir en el único proyecto que consideramos irrenunciable, el de la búsqueda de la libertad total. Alejados de cualquier proyecto político, de cualquier búsqueda de poder, nos guía el defendernos y el ir posibilitando la apertura de una vida mejor donde desarrollarnos»… «Todo lo bueno y lo malo, nos dice: ¡adelante!» La red-acción / Periódico Anarquía.

Hoy seguimos sin renunciar.


A %d blogueros les gusta esto: