Quien olvida que el problema es el sistema olvida todo

No olvidemos las luchas de autoorganización y acción directa locales, de asambleas abiertas y grupos específicos de intervención. Esas que, entre otras, terminaron retrasando tanto a lxs capitalistas que no pudieron instalar la megaminera Aratrí, que frenaron a sojeros transgénicos en Sauce o cerraron el zoológico Villa Dolores.
Siempre luchas parciales que muestran las potencias de la lucha total. Luchas con reflexiones amplias, pues quien olvida que el problema es el sistema olvida todo, luchas con ataques puntuales, pues quien olvida que el sistema se concretiza en estructuras y responsables específicos olvida lo más importante. Y sobre todo, luchas a las que se les suma una proyección de intervención, análisis y reevaluación permanente para defenderse responsable y contundentemente.


A %d blogueros les gusta esto: