Crónicas y algo más de la ocupación

1661867385756

«Hoy no ha salido el sol pero va a salir» La Doble Dragon.

Cuando las autoridades avisaron que las ocupaciones eran ilícitas y reforzaron su postura en un decreto de la era progresista, lxs estudiantes debieron responder. Quedó claro que desde ahora las ocupaciones estarían prohibidas. Nuevamente reaparece el viejo argumento del derecho de lxs que quieren no sumare a las medidas frente al derecho de lxs que luchan por algo.
Luego de algunos momentos de incertidumbre, con direcciones de liceos intentando impedir, o impidiendo efectivamente, las ocupaciones, lxs estudiantes decidieron seguir adelante.
El día 8 de setiembre varios gremios liceales volvían a la carga intentando reocupar sus centros, a su vez los gremios docentes y de funcionarios se mantenían cerca teniendo que intervenir muchas veces frente a las direcciones que tenían el mandato de no dejar ocupar.
Finalmente varios gremios fueron nuevamente ocupados o se impidió el normal funcionamiento creándose espacios de lucha en las puertas donde lxs estudiantes hacían sus asambleas. Varios liceos fueron cerrados por las direcciones haciendo que fueran ellas las que impedían tanto la ocupación como retomar los cursos.
Este tipo de circunstancias me parece que ponen de manifiesto ciertas tensiones no tan obvias a veces para lxs que están metidxs en ese conflicto y que son de relevancia. Me refiero a los límites entre lo legal y lo justo, la constante tensión existente en las luchas parciales, los límites entre la obediencia y la dignidad, y por qué no, la nefasta influencia del progresismo en las luchas.
Lxs estudiantes mostraron su ánimo de desobedecer y de seguir adelante pese a el argumento legal. Muchos mayores sólo buscan contraargumentos legales pues no pueden aceptar la desobediencia como aún no pueden aceptar que su partido hizo un decreto contra las ocupaciones de los lugares públicos.
Si el decreto abarca sólo a trabajadores y no a estudiantes, la verdad no es la discusión más interesante. La defensa de las luchas sociales independientemente de lo que legislen lxs sostenedrxs del orden lo es más, me parece. La autonomía real, que sean lxs involucradxs lxs que decidan está en juego siempre. Vemos unxs estudiantes que deberán encontrar en si mismxs las fuerzas y las capacidades para continuar si así lo quieren una lucha que es justa.
Lxs demás, tal vez, deberemos entender cómo romper moldes instituídos es crucial en las luchas que se vienen. La solidaridad deberá desencorcetarse de muchas de las prácticas arraigadas en los sindicatos de influencia progresista.
La solidaridad y la acción directa son las armas más potentes y para educarse deberán abandonar la instrucción recibida.

Mar.


A %d blogueros les gusta esto: