El centro social Cordón Norte no es:

– El plato de comida para las cien personas que van al merendero y a la olla popular.
– Las clases libres y gratuitas de boxeo, taekwondo, tango, yoga y escritura creativa.
– El centro del mercado popular de subsistencia de la zona.
– Las ayudas solidarias a personas necesitadas con el acopio de alimentos.
– Las clases de apoyo escolar y liceal que se dieron a niñxs y adolescentes.
– La plaza con juegos hecha donde antes había escombros.
– El torneo de fútbol anti machista y anti racista con decenas de equipos.
– El espacio para diferentes colectivos de lucha.
– Las actividades de reflexión y crítica al presente hechas en cinco años.
– Las diferentes asambleas donde todo es decidido entre iguales.
El Cordón no es eso, es mucho más, es el proyecto de autoorganización basado en la solidaridad y la acción directa que hace posible esas cosas. Jamás hemos pedido nada al Estado o a ninguna empresa. Por eso el desalojo no puede parar nuestra lucha. Las casas pasan, la lucha es imparable.
Ni un paso atrás.

3070335


A %d blogueros les gusta esto: