Dirigentes de la burocracia del PIT-CNT y el Frente Amplio unen fuerzas contra la gente

3126388

No se ha dicho suficiente, no hemos dicho suficiente contra la nefasta influencia de las fuerzas de la izquierda del capital. Vemos llamarle espíritu democrático al robo descarado y a la profundización de la explotación sin chistar. Se pavonean de no levantar la cabeza, de ser amigos de los empresarios y de no plantear ninguna lucha. Las fuerzas del progresismo, preocupadas sólo por volver al gobierno, intentan hacer olvidar su gestión, además, su acomodo y su impulso a favor del capital en nuestro territorio.
Acostumbrarse a no pelear, a no confiar en las propias fuerzas y a no proyectar un futuro realmente mejor conduce a la peor de las pesadillas: un pueblo carretilludo que sólo espera por representantes «menos malos».
No basta ver las cuentas subir cada enero (por si alguien saltara) sino prepararse para nada cuando aumentarán los años de trabajo para poder jubilarse. No sólo nos harán trabajar más años, también habrá reducción de lo que se cobra, precarización de los sectores más sumergidos y profundización de la desigaldad. No es posibe mejorar sin tocar la deigualdad estructural. Y es ver a dirigentes políticos y dirgentes sindicales burócratas apagar todo gesto de rebeldía para entender de qué lado estamos y de qué lado están ellos.
El enfrentamiento es necesario, el potenciar las bases autónomas de las personas para luchar, sentir y cambiar su realidad es urgente. Las fuerzas están, los intentos también. No podemos tropezar con la misma piedra del posibilismo. A los acomodados ni pan ni agua.
Organizaciones horizontales y de acción directa, coordinación y proyección común contra la explotación. Sigamos potenciando la autoorganización en los laburos, en los lugares de estudio, en los barrios, en las calles…

S.


A %d blogueros les gusta esto: