Efemérides / 21 de enero de 1921, homenaje a Florencio Sánchez por la llegada de sus restos

florencio_sánchez

El 21 de enero de 1921 llegan a Uruguay los restos de Florencio Sánchez desde Italia, donde había muerto en 1910 y que dada la peligrosidad de la tisis por la que murió no habían podido traerse con anterioridad.
Los rimbombantes homenajes oficiales que se realizaron ese día demostraron la hipocresía y doble moral de gobiernos y burgueses junto a su prensa servil.
Florencio fue un claro ejemplo de la cultura anárquica que inunda nuestra región, en tensión con el constante esfuerzo de gobiernos y capitalistas por apropiarse de la estética popular, despojándola de su autentico contenido.
Florencio Sánchez abrazó las ideas anarquistas junto a descollantes figuras de la propaganda internacional como Pietro Gori o Alberto Ghiraldo. Participó activamente en la lucha obrera y la prensa anarquista de Buenos Aires, Rosario y Montevideo. En Montevideo se destacó como agitador en el Centro Internacional de Estudios Sociales, principal centro anarquista de la ciudad, donde construyó su escenario, recitó hilarantes conferencias y representó sus primeras creaciones teatrales.
Su talento y dedicación era tal, que en 1903 logró lo que todo bohemio soñaba, trascender la miseria a través de su creación artística, como sucedió con su obra “M’hijo el Dotor”.
Su creciente reconocimiento, no afectó sus valores morales. Aunque abocado de lleno a la creación artística, continuó vinculado al movimiento obrero y anarquista brindando su apoyo cada vez que fuese necesario, como en la publicación clandestina del periódico anarquista La Protesta, bajo el estado de sitio de 1909 en Buenos Aires.
Las abultadas sumas de dinero que pasaron por sus manos no fueron invertidas en negocios que explotaran a otrxs, sino que fue compartida y disfrutada colectivamente. Su compromiso y lealtad fue recordada continuamente por lxs compañerxs que lucharon junto a él.
Cuando en 1921 el gobierno convocó a un homenaje oficial en la plaza Independencia, lxs anarquistas llamaron a no acompañar semejante farsa.
Solidaridad, órgano de la Federación Obrera lo definió como “un intenso y repugnante desborde de hipocresía”. El periódico anarquista El Hombre, por su parte, dirá “los Políticos, los hombres de Estado que Florencio castigó duramente como anarquista, como rebelde (…) que ayer negaban sus méritos y le odiaban porque atacaba sus prejuicios (…) todos los políticos, todos los cretinos han tomado los restos del genial dramaturgo y con ellos han hecho bandera de nación, orgullo de la patria.”
Sin embargo, entre el mar de hipocresía congregado en la Plaza Independencia, se produce un tumulto, cuando algunxs anarcxs vociferan a los cuatro vientos la trayectoria anarquista y rebelde del homenajeado, esas voces escupidas contra el viento solo pudieron ser acalladas mediante la represión policial y la detención de sus promotores, mientras lxs rebeldes eran conducidxs al calabozo, el cadáver de Florencio sonrió por última vez ante el arrojo de sus viejxs amigxs…

Foto: homenaje a Florencio Sánchez en la plaza Independencia.


A %d blogueros les gusta esto: