Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Efemérides | 17 de Junio del 2013, estallido social en Brasil.

junio 17, 2021

“Se acabó el amor, esto se va convertir en Palmares”.
Grito coreado por las turbas en las calles.

A finales de mayo y comienzo de junio de 2013 se producen en algunas ciudades de Brasil varias movilizaciones rechazando el aumento del precio del boleto del transporte colectivo, las cuales van aumentando en magnitud e intensidad hasta que para el 17 de junio cientos de miles de manifestantes muestran su potencial subversivo.
Con los vientos de invierno, el aumento del precio del boleto de ómnibus y una rabia incontenible contra la realidad cotidiana del lujo y la miseria, el barniz de la pasividad cae y se estalla en una avalancha tremenda de protestas de norte a sur de Brasil. Miles y miles de personas se agitan de manera difusa y caótica en feroces manifestaciones callejeras que trascendían los 20 o 30 céntimos de aumento en los boletos de transporte.
La expansión de la revuelta rompió la hegemonía de las protestas ciudadanas pacíficas y ordenadas. Hermanadxs en el enfrentamiento contra las fuerzas del orden y en la destrucción de la materialidad de este mundo de miseria, los grupos encapuchados, los Black Blocks, hicieron erupción con una intensa fertilidad. El anonimato del barrio se convirtió en una identidad colectiva para todxs lxs que se unieron en la destrucción y la autodefensa. Agencias bancarias, concesionarias de automóviles, agencias estatales, sedes de partidos, junto a varios establecimientos comerciales fueron devastados, innumerables vidrieras saqueados, muchos policías gravemente heridos, y varios vehículos y autobuses incendiados.
Los gobernantes tartamudearon, su torre de marfil se estremeció por un momento, buscaron “diálogo” prometiendo y negociando para enfriar el calor de la revuelta. Los medios de comunicación cumplieron su papel de cómplices del “orden y progreso” pretendiendo diferenciar a lxs manifestantes, separando a lxs violentxs y criminales de las buenas personas ordenadas. Los inquisidores muerden buscando culpables, supuestxs líderes de una avalancha desenfrenada.
Esta correntada de agitación callejera demostró la posibilidad de sacudir todo a su paso. Demostró que la acción colectiva tiene fuerza, que las calles tienen fuerza. La ruptura de la normalidad se estremeció, el daño a los señores capitalistas fue inmenso… el boleto no subió.

Contra las bandas organizadas del poder.

junio 11, 2021

“Pero yo un fuera de la ley he robado en el mio, estos otros en el nombre de Dios”.
Fabrizio de André.

Bien organizadxs y respaldadxs por su dinero las bandas mafiosas que controlan las finanzas y la economía no se detienen nunca. Crean o aprovechan las circunstancias como la pandemia para reestructurar su poder y seguir creando riqueza.
Mientras el progresismo ya espera volver a colocar a sus políticxs y mientras tanto intenta cooptar la desilusión y bronca lo antisistema parece ser un juego en linea cooptado por el otro extremo de capitalismo, los liberales.
Hoy todxs se llenan la boca de que lo hacen en el nombre del pueblo. Será hora de volver a hacer por nosotrxs mismxs sin que nadie nos represente. Por fuera y contra las bandas organizadas del poder.

R.

Pasado y presente.

junio 10, 2021

Recordar como un ritual no, integrar el pasado, nuestrxs compas, sus luchas y su presente a nuestras luchas, sí.
A recordarnos que hay una misma lucha que se extiende en el tiempo viene de vez en cuando la realidad. Participar del juego del capitalismo de olvidar y sólo estar atentxs a nosotrxs ahora es un error que pagaremos más temprano que tarde. El abandono del pasado reciente de luchas, aun sí no era de nuestrxs compas cercanxs, o para nada cercanxs, sería no enteder la “solidaridad revolucionaria” y la realidad. La guerra social no es blanca o negra sino absolutamente matizada, compleja, entreverada y llena de enseñanzas para quién se atreve.
Lxs que han empuajdo el carro y se han atrevido en épocas favorables o no, no pueden quedar solxs. Olvidar esto es tan malo como olvidar que la mejor forma de reivindicación y apoyo es continuar las luchas. Algún ejemplo de esto es el de Cesare Battisti, entregado por el gobierno, en ese momento dirigido por Evo y a pedido de Bolsonaro, al Estado Italiano. Un izquierdista autoritario (Morales), dos fascistas (Bolsonaro y Salvini), algo en común: su compromiso con el capitalismo.
También el Estado francés ahora ha entregado a una serie de luchadorxs de los años sesenta a las garras del Estado Italiano, las luchas no acaban y no hay jubilación para lxs revolucionarxs. El poder no olvida, a veces nosotrxs sí.
Hace un tiempo homenajeabamos a compañerxs veteranxs por su continuidad en la lucha. Desde el principio dejamos bien en claro que no era un reconcimiento idolatreador sino un intento de mostrar la continuidad en la lucha, y que no cometíamos la falta mezquina de olvidar a lxs que lucharon y luchan. En ese sentido todos los años se hace “Cordón tiene historia” , una iniciativa que intenta mostrar esas continuidades, fracturas y posibilidades de la lucha social. Cada año se relacionana viejas luchas con las actuales sobre todo ocurridas en el centro.
Integrar, usar si se quiere, las luchas del pasado es fortalecer las del presente. Claro, siempre y cuado se tenga una perspectiva de lucha, proyectos de lucha y prácticas de lucha, sino inexorablemente habrá una ritualización vana. O peor, un mirar atrás para esquivar el presente.

R.

“Voy a sorprender la espalda de los que matan por la espalda”.

junio 8, 2021

El Urubú, oriundo de Santa Fé (Argentina), nacido a mediados de los años sesenta, sintió en su juventud la inquietud por los problemas sociales, sintió en su piel la inequidad social que golpea a los pueblos de nuestra región, recorrió el Brasil, vivió las culturas de los oprimidos y se nutrió de sus armas para pelear una guerra a muerte contra los opresores.
Sus conocimientos sobre las luchas indígenas de nuestro continente y sus vinculaciones con el ideal anárquico son temas que planteaba con insistencia, no buscando el origen de nuestras luchas en el continente europeo sino en nuestros antepasados, en quienes habitaron estas tierras siglos y siglos atrás.
En los noventa se vinculó a la FORA anarquista en Buenos Aires, como también recorrió los ambientes anarquistas de Montevideo, en la marcha del Filtro de 1995, en el campamento de Colonia de 1996 o junto al periódico libertario Barrikada, el Urubú compartió su impulso frenético, su ansiedad anticapitalista, y su rabia insurreccional.
El 6 de Junio de 1996 cae herido de bala combatiendo a la policía federal, que lo deja tirado en la calle para que se desangre sin atención médica. La actitud de Sergio permite que los compañeros que se encontraban con él en una acción directa, planificada, rodeados por la policía, pudieran retirarse del lugar sin daño y sin ser apresados. Su última acción fue parte de un compromiso cotidiano, acorde y coherente con su vida y pensamiento.
En uno de sus tantos poemas nos dejó algunos de sus sentires:
“Aprendí aprender
a estructurar mi calma,
soy un jaguar
jadeando el sol a la sombra,
si este árbol ardiera
mi vida será un incendio.
Saltando invisible entre los pajonales
daré un rodeo hasta cercarlos
voy a sorprender la espalda
de los que matan por la espalda”.

A fortalecer los proyectos de autoorganización y las prácticas de resistencia.

junio 6, 2021

Dos nuevos muertxs el viernes en Colombia.
Y todo nos grita que tenemos que aumentar nuestros medios y prácticas. Los sucesos hoy en Cali, antes en Santiago, acá y allá, no son hechos inconexos, son expresiones de una misma y nefasta dinámica capitalista.
Acá y allá los reajustes del capital se llevan y llevarán vidas. No son las protestas las que inician esos procesos sino las reacciones frente a esos procesos.
Los pueblos deben luchar, claro y las luchas tienen muchos momentos diferentes.
Lo que estamos viendo es que muchos pueblos no logran evitar la sangre y lxs revolucionarixs debemos hacerlo. Eso explica porque debemos fortalecer mucho los proyectos de autoorganización, las prácticas de resistencia.
¿Qué más puede evitar tanto la sangre que bastas zonas autoorganizadas, llenas de experiencia del hacer común, llenas de lo realmente generalizable, la práctica y la tensión revolucionaria?
El capitalismo quiere dejar afuera a la mayoría de la población entre guerras y reacomodos de la dominación.
No se puede empezar cuando el agua este al cuello.

Es el apoyo mutuo la única salida.

junio 4, 2021

En Rivera mantenían encerradxs y exigiéndole mucha plata por un espacio que le habían ofrecido como modo “de ayuda” a varixs migrantes. Dos hombres, una mujer y su hija chica eran lxs retenidxs sin comida, informa la prensa.
El aprovechamiento de lxs más necesitadxs es y será aún más una constante en tiempos de reestructuración capitalista, tenemos que prepararnos. El canibalismo a nivel social será más grande mientras no se visibilice el verdadero problema. Hemos visto ya como dueños de pensiones y patrones intentan aprovecharse al máximo de las situaciones de amplia vulnerabilidad. Entre la pasta más abajo y la desesperación en el medio por sostener lo que se tiene, vivimos tiempos convulsos. El peor error es mantenerse indiferentes.
Mirar para otro lado no nos sirve de nada, bajar los brazos es peor. La pandemia se presenta en estos tiempos como un calmante de amplio espectro. Pero así como el mundo empresarial se adapta para mantener su dominación en alza, nosotrxs tenemos que adaptarnos también.
Si no está bien salir de a muchxs se deberá salir de a pocxs muchas veces. Si como sociedad seguimos dejando pasar que se aprovechen de lxs que están en peor situación es clarísimo que no estaremos preparadxs para pelear por nada. Nuestros espacios y grupos deben responder, es el apoyo mutuo la única salida.

El cielo por asalto…

junio 2, 2021

Algunos estudios tienen a Uruguay como uno de los países de Latinoamérica con el peor clima económico.
Siempre son estadísticas, pero vemos que los hechos van en concordancia. El día a día se complica más para las personas y el barranco económico se profundiza.

Los proyectos autónomos que crean comunidades opuestas al capital, son cada vez más necesarios. El aislamiento y la soledad combinados con un contexto material más y más precario sólo nos puede llevar al hundimiento. Si nos organizamos en cambio tal vez recuperemos la vida, tomando el cielo por asalto…