Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Efemérides / 9 de Enero de 1919, la semana trágica de Buenos Aires.

enero 9, 2019

El 3 de diciembre de 1918 comenzaba una huelga en los talleres metalúrgicos, Vasena, de Buenos Aires, que derivará en uno de los estallidos revolucionarios más importantes de toda la historia del Río de la Plata.
  El movimiento anarquista, que se agrupaba principalmente en torno a la Federación Obrera Regional Argentina del Vº Congreso (FORA-V), no se encontraba en su mejor momento tras los duros golpes recibidos por la represión en los años anteriores. Por otra parte, los sindicalistas revolucionarios, organizados en la FORA del IXº Congreso, que combinaban la acción directa de tradición anarquista con la negociación gubernamental parecían tener por esos años mayor influencia en el movimiento obrero.
  Años convulsionados por el contagio revolucionario de la revolución rusa de 1917 y el impacto económico del fin de la primera guerra mundial en 1918.
  La huelga declarada por la Sociedad de Resistencia adherida a la FORA-V, contó, desde un comienzo con la intransigencia patronal, la violencia de los rompe-huelgas, la acción directa de lxs huelguistas y la solidaridad de la barriada obrera de Pompeya.
  La solidaridad se expresaba en los violentos piquetes que impedían el ingreso de materias primas a la fábrica. Desde mediados de diciembre se registran los primeros heridos de bala de ambos bandos y ya para fines de mes se empiezan a contar los primeros muertos.

  Mientras el conflicto se generalizaba en el barrio tras la extensión de la acción directa y la solidaridad, el 7 de enero se produce un brutal ataque policial disparando a mansalva durante horas hacia las cabañas de madera de los obreros de las zonas en conflicto. Cinco obreros resultaron asesinados y más de treinta heridos. Tras este hecho, la indignación se hizo eco en todos los elementos conscientes del pueblo, al día siguiente espontáneamente miles de obrerxs faltan a sus lugares de trabajo y concurren masivamente a los sepelios realizados en los locales obreros, anarquistas y socialistas. Mientras la FORA-IX debate acerca de cómo conducir un movimiento que estaba tomando proporciones bélicas desconocidas hasta el momento, la FORA-V declara la huelga general para acudir al entierro al día siguiente.

  El 9 de enero Buenos Aires quedó casi completamente paralizada, a excepción de los trenes que traían multitudes desde las áreas suburbanas para sumarse al cortejo fúnebre. Barricadas, piquetes, cortes de los cables de los tranvías, comisiones de obrerxs recorriendo los lugares de trabajo, sin subtes ni canillitas, etc. Se produjeron violentos incidentes en las puertas de los talleres Vasena y hasta el auto del jefe de policía fue incendiado, teniendo éste que volver a pie a la comisaría. En el cementerio se produjo una brutal represión, muriendo entre 12 y 50 obreros. Los muertos del día 7 quedaron sin poder ser enterrados.

  Mientras los gremios de la FORA-IX se van declarando uno a uno en huelga solidaria, el periódico anarquista La Protesta publicaba que el pueblo ya estaba preparado para realizar la revolución social y debía continuar a la ofensiva.
  El 10 de enero, la ciudad está militarizada, las barricadas y la insurrección espontánea continúan. La FORA-V declara que la huelga debe ser revolucionaria y por tiempo indeterminada, y agrega a las reivindicaciones para finalizar la misma la libertad de Radowitzky (preso desde 1909 por asesinar al jefe de policía) y de todxs lxs presxs sociales.
  Por otra parte las fuerzas de seguridad y los grupos parapoliciales patrióticos fascistas comenzaron a realizar cientos de razzias ingresando a los domicilios particulares sin autorización judicial, asesinando y golpeando a sus ocupantes, violando a las mujeres y niñas, destruyendo bienes y quemando libros.
  Mientras la FORA-IX intentó levantar al huelga, los sindicatos desobedecieron el mandato de los dirigentes y las declaraciones de la FORA-V se fusionaron con los miles de obreros alzados en armas en las calles.

  El movimiento fue ahogado en sangre sin poderse saber hasta hoy cuál fue el número efectivo de muertos. Pero mostró el potencial de la rebelión popular en la calle y la complicidad de gobiernos, patrones y bandas fascistas financiadas por el capital, como también la traición de quienes pretenden representar y dirigir a lxs oprimidxs. Esos combates serán el comienzo de continuos estallidos revolucionarios que no lograron voltear al sistema capitalista pero dejaron una enseñanza de lucha admirable que aún hoy está por valorarse en su real dimensión.

  En esos días de combates insurreccionales se repartieron por las calles infinidad de panfletos agitativos, uno de ellos, denominado “¡Apresúrate!”, entre otras cosas señalaba:
  “Nuestro objeto es cargosear a los compañeros, repetirle una y cien veces al oído que es necesario cambiar de vida, de métodos de lucha, de forma de propaganda y adaptarlas a la época, a las nuevas necesidades creadas por la gran revolución rusa. […] La acción de los revolucionarios, mientras no se haga la revolución es perseguir y eliminar sistemáticamente a los policías, jueces, a los periodistas mercenarios y a esos burgueses y políticos que más se ensañan contra las ideas y los hombres revolucionarios.”

P.M.

Columna de Liber Lucta / La clase media festeja.

diciembre 27, 2018

  En estas fechas la clase media festeja.
  Festeja idealizando forzosamente los vínculos familiares, la primera institución de corrección y castigo, de integración, adaptación, homogeneización.
  La clase media festeja y queda estupefacta con la mirada puesta en los fuegos artificiales, tan artificiales como la misma clase media.
  Y se les cae la baba presenciando como estallan los colores, como estallan y dan inicio a las deudas tras el despilfarro y el exceso de consumo.
  La clase media festeja y brinda por la prosperidad, porque los han inducido a creer que son respetables empresarios, y se han convencido ilusoriamente de que con sacrificio sí se puede.
  Si se puede transformarse en explotador, “salir del pozo”, ascender y pisotear a lxs de más abajo, pisotearlos con los pies embarrados porque también venís de ahí. Pero ahora sos clase media.
Sos clase media y en estas fiestas permaneces orgullosx de tus planes de negocio, de tu actitud de emprendedor, de tu familia, de que cumpliste con todos los mandamientos socio – culturales para aparentar ser un buen ciudadanx. Y te la crees.
  La clase media festeja mirando de costado a lxs pobres y suspirando de alivio porque logró despojarse de esa imagen, y ahora ostenta su auto nuevo que es una copia de una copia de una copia del auto de su vecino el burgués, a quien mira con admiración y adulación.
  La clase media festeja porque vive en una débil burbuja de la ideología capitalista, que divide y enfrenta a lxs oprimidxs para mantener el statu quo. Lxs poderosxs se mofan de nosotrxs.
La clase media se viste para la ocasión, para encajar en un nivel socio – económico que no posee efectivamente, para festejar a lo grande y recordando solo los buenos momentos del año.
  La evaluación anual es exageradamente optimista, y si alguien comenta con pensamiento crítico la familia tiene sus mecanismos inmanentes para evadir la incómoda reflexión.
  ¿Cómo que machismo en la familia? ¿Cómo que pobreza? No, en la cena navideña solo se pronuncian oraciones tranquilizantes que garanticen la buena digestión y la risa estúpida y necia. La liturgia programada en los sucesos navideños solo funciona de anestesia para que la clase media no perciba la miseria y la muerte en vida que proporciona este sistema.
  En estas fiestas rompe con la mentalidad de clase media.

Liber Lucta.

Efemérides / 24 de Diciembre de 1918, agitación en Uruguay, para lxs pobres no hay Navidad.

diciembre 24, 2018

La navidad de 1918 fue un tanto atípica. Aún no existían ni “Papá Noel” ni la Coca-Cola. El gobierno colorado que había separado la Iglesia del Estado, pretendía transformar la fiesta religiosa en el “día de la familia”.
  Para lxs anarquistas de estas latitudes y del mundo habían cosas más urgentes que preocuparse por el nacimiento de un niño inseminado artificialmente por Dios hacía dos mil años.
  La revolución rusa que había cumplido ya un año había anunciado que la hora de desencadenar la revolución social a nivel mundial había llegado y el momento de la batalla final se acercaba inevitablemente, tan solo había que prepararse para ganarla.
En Montevideo y el interior se canalizaban décadas de agitación anarquista y revolucionaria desde los gremios obreros y los grupos de afinidad. Las discusiones acerca de qué hacer al día siguiente de la revolución aún no habían provocado las profundas divisiones que no tardarían en llegar pero hasta el momento la atención se fijaba en cómo ganarle la guerra al Capital.
  En ese sentido, el 19 de diciembre en el Centro Internacional de Estudios Sociales (donde hoy se ubica el Sindicato Único de la Aguja) se realizó una importante asamblea donde acudieron más de 200 delegados de gremios, grupos anarquistas y socialistas. Allí se conformó un comité formado por anarquistas, sindicalistas y socialistas. Dicho comité que aunaba todas las fuerzas revolucionaras de la región se propondría desarrollar la propaganda revolucionaria para desencadenar lo antes posible la revolución social.
  El 21 de diciembre se desarrolló el primer acto público de dicho comité en un multitudinario mitin en la Plaza Independencia. La policía alertada y alarmada por los informes policiales y periodísticos, disolvió el mitín a palazos, apaleando tanto a lxs concurrentes como a lxs oradorxs.

  Dicha provocación fue respondida por un acto público desarrollado el 24 de diciembre en el local del Centro Internacional. Al salir de dicho acto, un piquete policial custodiaba la salida de lxs concurrentes al local. En ese momento, un grupo de compañerxs liderados por la aguerrida María Collazo, anarquista redactora del periódico La Batalla les gritó a los policías que en vez de estar ahí como perros, cuidando el dinero de lxs burguesxs, deberían hacer como en Rusia y pasarse de bando para disparar contra quienes en verdad lxs oprimen. El intercambio de palabras no demoró en derivar en un intercambio de insultos, golpes y disparos. La Collazo, su hija Aurora y varixs compañerxs fueron detenidxs, entre ellxs, el carpintero Navarlaz, pareja de Collazo que no dudó en descerrajarle un tiro al policía que intento capturarlos.
  Así eran los vientos navideños hace cien años. La huelga de policías de Rosario (Argentina) que se desató en esos días y la violenta huelga insurreccional que estalló en las calles de Buenos Aires días después confirmó que la revolución estaba tan cerca como quienes estaban dispuestos a desencadenarla quisieran.
  Siempre serán tiempos de guerra y de pelea para los pobres. Las cenas navideñas se las regalamos a los ricos.
  ¡Que estalle la revuelta!

Efemérides / 20 de Diciembre de 2001, ¡que se vayan todos!

diciembre 20, 2018

El 20 de diciembre de 2001 una inmensa turba enardecida al grito de “que se vayan todos” (lxs políticxs) hizo huir en helicóptero y renunciar al presidente de la Argentina, Fernando de la Rúa.

  El deterioro de la calidad de vida, el aumento de la pobreza y la desocupación que venían aumentando vertiginosamente desde que el modelo neoliberal de los ’90 tocaba fondo, había convertido la rabia en acción y en la necesidad de terminar con la realidad de miseria generalizada.
  A los continuos cortes de rutas y piquetes impulsados por los sectores organizados de las clases más pobres se sumó la indignación de la clase media a la que se le bloquearon sus cuentas bancarias a comienzos de diciembre. Para mediados de mes, las huelgas generales se sucedían y los saqueos se generalizaban afectando las grandes superficies de supermercados como pequeños comercios barriales.
  La gota que derramó el vaso fue la declaración de estado de sitio el 19 de diciembre para acallar la protesta popular. Lo que fue respondido con la masiva toma de las calles por toda la población porteña. Horas y horas de épicos enfrentamientos con la policía, durante todo el día y la noche. Cientos de miles de personas tomaron las calles, mostrando infinitamente más valor que el del cobarde presidente.
  La heroicas jornadas de diciembre de 2001 dejaron un saldo de más de 30 muertos, la renuncia de ministros y la sucesión de cinco presidentes que eran derrumbados sistemáticamente en el lapso de una semana.

  De las jornadas de diciembre surgieron cientos de asambleas barriales en donde se expulsaba a puñetazos a quien hiciera propaganda por cualquier partido político por más pequeño y “revolucionario” que se pretendiese y decenas y decenas de casas y locales ocupados donde funcionaron durante años y algunos hasta la actualidad varios centros sociales autogestionados.
  La revuelta de diciembre mostró el potencial de la gente en la calle, convocada espontáneamente con una clara y acertada consigna; enfrentarse al poder político hasta las últimas consecuencias.

Jueves 20 de Diciembre / La revuelta en Francia y el movimiento de los Chalecos Amarillos.

diciembre 17, 2018

Recibimos y publicamos / Pintadas en el barrio Cordón.

diciembre 12, 2018

Un procesado sin prisión por la marcha contra el G20.

diciembre 12, 2018

De los dos compas detenidos ayer por la marcha contra el G20 uno fue procesado sin prisión, sentenciado a firmar semanalmente durante 6 meses en una comisaría, con tareas comunitarias. El otro compa quedó sin cargos, deberá firmar durante 4 meses.

¡Arriba lxs que luchan!, fuego al Estado y sus alcahuetes.

3 compas detenidxs por la marcha contra el G20, ¡solidaridad y acción!

diciembre 11, 2018

En la mañana de hoy fueron detenidxs tres compas (unx en calidad de testigo) en sus propias casas, lxs compas fueron llevadxs a la fiscalía de Cerrito 431, donde se está concentrando.

  Contra el Estado y el Capital: ¡guerra social!

Lxs vándlxs.

diciembre 1, 2018

Indudablemente no hay relación entre los sucesos de ayer y la lucha por la libertad.
  Indudablemente no hay relación entre los comercios rotos y el capitalismo, entre las vidrieras de grandes comercios o bancos y lo que nos aleja de tener una vida significativa y no basada en mercancías. Luchar por salarios que den para algo sin poder pensar jamás en que el salario en sí es la trampa. No hay relación ninguna entre los negocios y nuestra miseria.
  Indudablemente los comercios no tienen nada que ver, los bancos no tienen nada que ver, los organismos estatales no tienen nada que ver con el vaciamiento de los sentidos, con el canibalismo social actual o la violencia en los barrios ni con los modelos de mafia y lujo que se les meten a lxs niñxs en la cabeza. No hay relación entre la respuesta rompiendo o ensuciando sus símbolos y la urgencia de retomar la vida en las manos de la población que abandona a su suerte el destino del planeta. Obviamente es más importante la incapacidad del método que su razón o la posibilidad que efectivamente muestra.
  Indudablemente no hay relación entre el encuentro de los jefes del mundo y lo que sucede en nuestras vidas o en las de millones de personas condenadas hoy a la desaparición o la miseria.
  Indudablemente nada tiene que ver la prensa de los canales 12, 10, 5 y 4 con la alarma constante sobre la cabeza de la población a través de la violencia subjetiva y la invisibilización de la sistémica. No hay ninguna relación entre las empresas que esponsorizan los negocios informativos y sus contenidos.
  Indudablemente es de cuerdos seguir cerrando los ojos y pensando que otrxs ya nos ayudarán o que hacer tiene que ver con votar gestores del capital y condenar lo que atente contra la normalidad.
  Nuestra normalidad… y si el agua está intomable… ya se solucionará y si el fascismo toma las calles a través de mafias o botones… ya se solucionará…

Anarquistas.