Círculo Anárquico Villa Española

    Los textos editados por el Círculo Anárquico Villa Española se pueden descargar desde acá, clickeando en la tapa del texto en cuestión.
    Ya están armados en forma de publicación y prontos para ser impresos.


La Salute è in Voi!
Luigi Galleani y los anarquistas de acción en Estados Unidos.

    Hace tiempo que queríamos hacer este texto. Creemos que es importante tener presente a este anarquista tan influyente en un momento, tan perdido por lo menos en algunas regiones y tan olvidado por la historia oficial. Olvido en parte compartido también, además, por movimientos muy preocupados por el “buenísmo” de sus integrantes frente a “la gente” a quienes hay que caerles bien. Y no se le cae bien al parecer a “la gente” mostrando la realidad si fue de lucha real, sino por el contrario al parecer hay que dar lástima. Más allá de la espectacularidad de la vida (espectacular en sentido de espectáculo, de show) de los hechos que se entrecruzan en estos relatos, su importancia, creemos, reside en otro punto también muchas veces pasado un poco por alto. Punto en el cual han colaborado nuevamente ciertos historiadores sumado a la repetición acrítica de muchos de sus lectores. Las reducciones hechas a la historia anarquista dan pena, conclusiones baratas hechas buscando un fin estético o por gente preocupada más por el show que por mostrar la complejidad de lo vivo. Nosotros por lo menos intentamos alejarnos tanto del uso fantástico del texto para la “propaganda”, como de la reducción del mundo anárquico a anarquistas “buenos y malos” tan común aveces. Galleani supo, además de ser un entusiasta de las ideas, un conferencista laborioso y un anarquista hecho y derecho, como todo hombre de pelea elegir y discernir a su enemigo. Este era el Poder, el Estado, todo explotador y toda dominación. Mantuvo siempre, y constantemente su pensamiento, discutió sus ideas acá y allá. Y la discusión no sólo la hizo con el reformismo sino con compañeros de ideas contrarias. Así, por ejemplo, discutió mucho con los promotores de cierta forma organizativa para el movimiento, celando siempre y ponderando la libre asociación y la libertad. Pero esto no le impidió jamás saber en donde estaba ubicado el enemigo, se mantuvo siempre solidario y no confundió al que piensa diferente con el que está en el otro bando. Mantuvo vínculos siempre con otros anarquistas con los cuales sin embargo tenía diferencias como con Malatesta. Su influencia en el movimiento fue innegable, aquellos compañeros y compañeras vinculados directa o indirectamente al periódico Cronaca Sovversiva dieron una batalla feroz contra la guerra, la militarización de la sociedad, las malas condiciones de vida, la sumisión al salario, el alcahueterismo de los aspirantes a políticos, los fantasmas de la religión o el Estado y toda dominación. Seguramente lleno de los errores, penas y furias que sólo el que hace, el que pelea conoce o le suceden, fue el accionar de estos anarquistas tan marcadamente coherentes. El asesinato de dos de sus compañeros Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti se convirtió en la última gran campaña internacional e internacionalista por la defensa de algún luchador que se haya hecho (hasta ahora). Durante los agónicos tiempos del proceso estallaban bombas, mítines, huelgas, manifestaciones, ventanas rotas de consulados y embajadas. Colombia, Venezuela, Brasil, Sudáfrica, Londres, Francia, Polonia, Australia, India, Japón y distintas ciudades de Estados Unidos fueron algunos de los testigos de lo dicho. Cuando finalmente el Estado los asesinó los atentados se hicieron sentir en lugares como la Habana, Buenos Aires o Montevideo, y grandes protestas mostraron que no hubo silencio cómplice en donde vivían hombres y mujeres con dignidad. Luego, las guerras mundiales y la crecida de la represión anti anarquista y anti revolucionaria sumado al efecto del sovietismo sobre las poblaciones diezmaron por un tiempo la voz de los antiautoritarios amantes de la acracia…
    El texto lo hemos hecho tomando diversas fuentes, en ingles, castellano e italiano, si bien muchas cosas se repetían la contrastación de los textos, salvo alguna pequeña diferencia, nos sirvió para estar seguros de los datos que aportamos. Todo además fue complementado con la lectura atenta de varios de los propios textos de Galleani, lo cual permitió acrecentar y profundizar lo sabido. Hay que saber para pelear y pelear para saber.


La Cárcel y su Mundo.
Massimo Passamani.

    Este texto es la traducción que hemos hecho de la transcripción de la charla con el mismo nombre hecha por el compañero Massimo Passamani en Rovereto, Estado italiano el 5 de diciembre del 2000. La comenzamos en momentos en que el compañero era llevado a la cárcel por su lucha constante contra el Estado y el capital. En el momento en que el poder decide intentar acallar su voz y acción encerrándolo nosotros decidimos que estas se expandan potenciándolas.
    Las palabras que se entretejen con la acción, que surgen y se repiensan en y desde la acción son las que ponen en riesgo al mundo de la miseria, al mundo que roba nuestras vidas pidiéndonos además a cambio nuestro consentimiento.
    Pero además el texto tiene varias virtudes ya que escapa a varios similares en temática por su planteamiento claro y enfocado. El énfasis es puesto en el tipo de sociedad que produce la cárcel, cómo es creada su necesidad y la reflexión en torno a su destrucción. Creemos que estas palabras de Massimo pueden contribuir y mucho al pensar necesario que tiene que acompañar a nuestras acciones para transformar la realidad en la que vivimos.


El Antagonismo Social y de Clase en Grecia (1975-1985).

    Nada sale de la nada, el movimiento anarquista griego ha sido en los últimos tiempos tema de atención para todos. Lamentablemente también para los aparatos represivos. Ahora, si éste ha sido tema de conversación no lo ha sido sólo por las largas condenas y la muy alta represión que ha sufrido sino por las luchas que ha sabido llevar, las luchas en las que participa y las que ha potenciado. Las tácticas de los compañeros, su arrojo nos ha hecho a todos posar nuestra atención en ellos en los últimos tiempos. Siendo parte además de las últimas grandes revueltas en el Estado griego, el movimiento anarquista ha sabio ser además de heterogéneo, muy hábil y ha demostrado una vez más a los amantes de la quietud conformista cómo se es coherente. Ahora, esto no comenzó solo y de repente, ha sido un largo camino de trabajo y acción directa que ha llevado al movimiento a ser una fuerza tan respetada como reprimida por los poderosos y sus alcahuetes.
    Por eso hemos traducido un texto que cuenta un trazo de la historia del movimiento antagonista griego.
    “El antagonismo social y de clase en Grecia (1975-1985)” es un texto que traemos a nuestros lectores y amigos sobre el comienzo de ese movimiento anárquico con las pruebas de fuego de algunos hechos trascendentes de la historia de la lucha en ese territorio.


La Anarquía a través de los Tiempos.
Max Nettlau.

    Les traemos el primer capítulo del libro del mismo nombre de Max Nettlau, donde el historiador anarquista muestra cómo en el pensamiento, la rebelión se ha abierto paso desde la antigüedad arañando cuando ha podido el pensamiento una liberad integral. Si bien se sitúa al primer libro de “doctrina anarquista” a fines del siglo 18 con Godwin, la libertad y la rebelión son tan viejas como las cadenas. Para los clásicos desanimados que toman como bandera el “siempre ha sido todo igual” y hacen significar en eso el rechazo a soñar y pelear por una vida más libre este texto puede ayudar a ver las excepciones al pensamiento único y conformista. Para los que quieren saber o ampliar su conocimiento sobre cómo se fue desarrollando el pensamiento libre el texto es un buen aporte. Éste va desde las más antiguas manifestaciones del pensamiento libertario hasta 1789.


La Amenaza Nuclear.

    Todo aquello que nos nutre y genera energía nace de la tierra, del aire y del agua y con sus proyectos los capitalistas y sus defensores están atentando contra éstos.
    Nosotros siempre rechazamos la idea que nos supone como algo aislado de la naturaleza, esa disociación nos parece absurda. Nos consideramos parte de la naturaleza y a ésta como parte de nosotros. Entonces, todo aquello que atente contra la Tierra está atentando contra nosotros, contra nuestras vidas.
    “La Tierra no se está muriendo, la están matando”, dicen por ahí. Nada es más cierto y nada requiere más de nuestra atención. Los que la están matando son los poderosos y los empresarios con sus proyectos. Pero no solo ellos, son también responsables los que nada dicen y miran para otro lado cuando ven cómo el mundo en que vivimos es cada vez menos verde, el silencio los hace cómplices. Y somos nosotros también responsables si sabiendo esto no actuamos, si sabiendo esto no creamos espacios en los que se reflexione, se debata y se coordine, para decidir y luego hacer.
    Es decir, somos responsables de potenciar nuestras fuerzas y desarrollar nuestra capacidad de autonomía para autoorganizarnos y de una vez por todas detener todos estos megaproyectos del capital que están acabando con el mundo en que vivimos.

    La primera parte del texto fue escrita por nosotros y no es más que una breve enumeración de las consecuencias que la energía nuclear acarrearía a la región, mostrando cómo los argumentos de los defensores de este proyecto se contradicen y no son más que excusas para obtener beneficios económicos.     La segunda parte es un fragmento que hemos traducido de un texto escrito por compañeros del territorio dominado por el Estado italiano, titulado “Nucleare Mon Amour”, de Edizioni Gabbiano.


“Patria y Humanidad” y “Unión Libre”.
Élisée Reclus.

    Élisée Reclus nació el 15 de Marzo de 1830 en Gironda, Francia.
    El padre era pastor protestante y en su concepción del mundo, Dios ocupaba sin dudas el lugar más importante.
    A los 13 años, realiza su primer viaje a Alemania junto con Elías, su hermano, para asistir al Colegio de los hermanos Moravos de Neuwield. A pesar de haber pasado allí nada más que un año, Élisée logra aprender alemán y regresa a su ciudad natal para seguir con sus estudios secundarios.     En esa misma época, los dos hermanos emprenden un viaje al Mediterráneo, descubriendo el mar. Esta “fuga” provocó la expulsión de la facultad teosófica de Montauban, lo que sellará definitivamente su desinterés por ser pastor y su alejamiento definitivo del protestantismo.
    Después de lograr el bachillerato en 1948, regresó a Alemania y se inscribió en la Universidad de Berlín.
    Élisée decide hacerse geógrafo durante el transcurso de un viaje que realiza a pie desde Berlín hasta su casa de Orthez, en compañía de Elías, a quien recoge en Estrasburgo. Este viaje contribuyó profundamente a su amor por la naturaleza.
    En 1851, como consecuencia del golpe de Estado de Napoleón III, los dos hermanos se exilian en Londres. Después de una estadía complicada allí, ya que no se acogía de buena gana a los exiliados franceses, consigue trabajo en una finca en Irlanda.
    Pero el “nuevo mundo” tenía fuertes atractivos también, entonces se embarca en un velero hacia Nueva Orleáns, donde llega a finales de 1852. Viaja a Chicago y consigue trabajo en una plantación. Ahí, su repulsión a las desigualdades sociales y a la esclavitud se fortalecen.
    En 1855, viaja de América del Norte a América del Sur, con la idea de conocer nuevas tierras y crear comunidades con códigos y valores diferentes a los establecidos, como el apoyo mutuo y solidaridad. Sierra Nevada de Santa Marta, en Nueva Granada (Colombia) fue su destino, pero su experiencia se vio frustrada.
    Regresa a Francia en 1857, rico de paisajes y experiencias que alimentarán sus ideas anárquicas y su pasión por la naturaleza. Comienza a traducir obras de otros geógrafos y con los artículos que escribió sobre sus experiencias de viaje logra entrar a la Sociedad de Geografía de París hasta que comienza a trabajar para Casa Hachette redactando guías de viajero.
    Además del trabajo sobre su Viaje a Sierra Nevada de Santa Marta, producto de su estadía en Colombia, publica numerosos artículos de sus recorridos. En 1869 sale a la luz su primera gran obra de geografía: “La Tierra”…


Un Partisano Anarquista.
Belgrado Pedrini.

    Durante el fascismo italiano, en la zona de Carrara, operaban diversas formaciones partisanas anarquistas, SAP-FAI, Lucetti, “Lunense”, “Elio”. Esta última fue la primera formación anárquica que operó en la región apuana.
    Durante la resistencia, comenzó un proceso de militarización de las brigadas partisanas, se construyó así un comando unificado de la brigada apuana para “beneficiar”, según los militaristas de siempre la actividad operativa y coordinar la acción armada.
    Las formaciones debían ahora nombrar un representante a la interna, éste tenía la responsabilidad al frente del C.L.N. (Comité Nacional de Liberación) de las acciones militares.
    Las formaciones debían tomar órdenes del comandante de brigada. El autor y el protagonista del siguiente texto, contrario a la militarización, al igual que sus compañeros, fue considerado otro “incontrolado”, título que honró a los anarquistas.
    Por no aceptar órdenes ni disciplina fueron marginados y “mal soportados” por su fuerte sentido de la autonomía y la responsabilidad individual.
    Con la llegada de la república burguesa, él, como muchísimos partisanos considerados peligrosos, fueron condenados a prisión cuando cayó el fascismo y las aguas estaban calmas.
    Para el ministro de justicia de la república, el comunista Palmiro Togliatti, los anarquistas eran demasiado peligrosos, si bien dio una amnistía general para todos los fascistas, no la dio para los ácratas.
    Belgrado Pedrini participó activamente en la lucha por la revolución social, luchó contra el fascismo y fue condenado a pasar 32 años en prisión por la república burguesa.
    Su delito: la libertad.


1982 – 1984: La Epidemia Terrorista.
Emile Henry – Ravachol.

    ¿Qué nos hace sentir hermanados a Mauricio Morales, compañero que cayó mientras transportaba un artefacto explosivo al cuartel de carabineros de Chile?, ¿y a Simón Radowitsky o Angiolillo?
    ¿Y a los no conocidos que han despreciado y desprecian al poder?
    ¿Qué nos hace sentir hermanados a los miles que sin acciones espectaculares rasguñan, rompen o fuerzan las cadenas?
    Las miles de infamias que acumula este mundo son burladas, son puestas cara a cara y un orgullo indecible nos hace bullir la sangre cada vez que una persona libre las enfrenta.
    Que no es suficiente no nos dice nada a nosotros, anárquicos que comprendemos los intentos que hacen los compañeros, mucho nos dice el cansancio del compa que vuelve a su casa después de pelear y ver que el monstruo sigue en pie.
    Porque ser anarquista es intentarlo, pelear contra el poder en donde esté, derrotarlo muchas veces y volver a atacarlo mañana.
    Así se logran las cosas grandes, así se logra todo.

    Los textos que presentamos recogen las declaraciones de Ravachol y la de Émile Henry. El primero se convirtió en un símbolo, con su personalidad bondadosa y su valor, el segundo agudizó la polémica más que sobre el uso de la dinamita, el criterio de ciertas acciones violentas.
    El primero se inmortalizó casi como un santo entre los rebeldes de su época, el segundo para muchos, como demonio.
    Igual, no queremos mostrar las dos caras de nada, sino dos textos que hablan y se explican por sí solos.


Fania Kaplan: La Anarquista que Baleó a Lenin.

    Los anarquistas no solo hicieron el primer ataque a los explotadores con un coche bomba de la historia, también, del seno del antiautoritarismo nacieron vengadores que fueron el azote de infinidad de tiranos en todo el mundo y que hicieron de la acción individual su arma.
    Estos tiranicidas, hombres y mujeres que han quedado en la memoria revolucionaria han dado todo, han dejado su vida, han cambiado o contribuido a cambiar los ríos de la historia.
    Ellos han dejado un profundo grito que se convirtió en símbolo feroz que retumbó de cárcel en cárcel, de corazón en corazón y que se coló amenazante a la fuerza en cada cuartel o habitación de poderoso.
    Aquel grito de “viva la anarquía” retumbó en Chicago, fue dado por Caserio, Ravachol, Bresci… iba en el alma del atentado de Lucetti contra Mussolini y en el brazo de Radowitzky contra el coronel Falcón.     El “viva la anarquía” en el muro de un celdario o en el último grito amenazante de un condenado a muerte por el poder, fue la frase de la tempestad, fue la propia reconstrucción venida en una tormenta a decir: el poder caerá, el poder caerá…
    Hombres y mujeres que iban a recuperar la vida dejándolo todo, hombres y mujeres que se convirtieron a sí mismos en el instrumento de venganza de los más débiles y excluidos, pero sin querer representarlos, destrozaron cadenas y los muros de la opresión una y otra vez.
    De esta raza era Fania Kaplan, de la de aquellos titanes del mundo que pasaron a la acción.


Verso Il Nulla Creatore: Hacia la Nada Creadora.
Renzo Novatore.

    Ante la pregunta de qué son, levantamos la de qué queremos, queremos la anarquía con todos y contra todos si es necesario, la libertad y nada más. La idea individualista no es generar una nueva ideología, otro sector o alguna estupidez por el estilo. El fondo necesario para un individuo libre y fuerte es la anarquía, la tensión siempre existente con el mundo, la sociedad, el poder. Así mismo sin individuos no hay anarquía.
    Contrariamente a lo repetido hasta el cansancio por la democracia y el progresismo, estos no son tiempos de individualismo.
    Las personas se han convertido más que antaño en seres dependientes, incapaces de valerse por sí mismos, incapaces de tener pensamiento propio, de aprender, optar y cambiar. Cuanto más dependiente menos individuo se es, eso es claro. El último reducto de la anarquía esta en cada uno de nosotros, más allá y por encima de cualquier mayoría o consenso. La libertad no se vota o consensúa.
    Hay que estar preparado para no caer en dogmatismo ninguno, hay que estar atento para no seguir nada que no chorreé libertad. Iconoclasta, anti-dogmático, individualista y anarquista, Renzo Novatore es uno de los más grandes representantes del “anarquismo heroico o iconoclasta”, peleó con ideas y armas contra los opresores y las opresiones hasta que fue abatido a balazos por los carabinieri en un conflicto en 1922.
    “Verso Il Nulla Creatore“, es un aporte para la guerra social, un aporte para fortalecer nuestras vidas. Anarquistas hasta el exceso.


Un Hombre de Acción: Simon Radowitzky.

    Todo individuo libre ejerce con su existencia un acto de desobediencia. Desobedece lo que se espera de él, los esfuerzos incansables de los opresores y de todos los sumisos que a fuerza de acostumbrarse a la esclavitud no entienden o simplemente desprecian la libertad y la rebelión.
    Les aportamos un esquema de la vida de un anarquista, un rebelde que a través de su vida y acción influenció a todo un pueblo.
    Simon Radowitzky, un anarquista que despreció la posibilidad de la muerte y actuó por la vida, por la potencia creadora de la libertad. Su influencia en todo el Río de la Plata aún resuena.
    No importa que tan fuerte sean los opresores, no importa que tan fuerte se crean, siempre obtienen resistencia.
    Siempre alguien se levanta y con las fuerzas ataca al despotismo haciéndose libre con su acción y rompiendo cadenas para todos los demás.


La Anarquía y los Anarquistas.
Rodolfo González Pacheco.

    Desde la debilidad solo generamos pensamientos débiles, nuestras acciones no se elevan más allá de nuestros sueños, de lo que creemos posible. Los anarquistas son destructores de todos los grandes mitos del poder, la sublevación, lo rebelde creado en un ambiente cualquiera, pero sin que se sepa exactamente que lo ha generado son aliados, son motores de la libertad.
    Pacheco era un anarquista, un rebelde, un iconoclasta necesario y fuerte.
    Anduvo noche y día impulsando su comunismo anárquico. Poseedor de un abierto y potente espíritu levantó una y otra vez sus pies del barro del dogmatismo y de la cobardía.
    Sufrió cárcel y arremetió con fuerza cada vez que le metieron la pata arriba.
    Les traemos algunos textos elegíos por nosotros sin que esto signifique que queremos resumir así su pensar o su estilo con la selección.
    Es solo un traer para aquellos que no conocen su obra escrita, un intento de acercarles este valerosísimo aporte anárquico a todos.
    El espíritu fuerte y libre de sus textos habla por sí solo, contagia por sí solo.
    Los textos los sacamos de Carteles, Tomo I y II de la editorial Americalee.
    Desarrollémonos hasta el exceso, vivamos en anarquía.


Ante la Muerte.
Cayetano M.

    Estamos atrapados en nuestra propia prisión mental, en la creencia de que muchas cosas son imposibles en los tiempos que corren y ese estado mental es lo que está condicionando nuestra situación.
    Así va pasando el tiempo, resignados a la insignificante parcela de libertad a la que hemos llegado, la que nos permiten y de la cual no estamos satisfechos, con los mismos conflictos, con las mismas ideas, con los mismos errores, como si todo sucediera en vano, como si no aprendiéramos nada de nuestras experiencias.
    Sí, algunas veces hemos conseguido cosas, hemos destruido esas barreras, hemos avanzado, hemos construido, pero sin objetivos claros. Todo lo construido acaba desmoronándose siempre y volvemos otra vez a los mismos debates, las mismas ideas.

    Se supone que cuando uno toma conciencia de si mismo y enciende en sí la mecha de la anarquía es para ser más libre, para ser uno mismo por encima de las leyes, del dinero, del trabajo, de la sociedad, y que justamente, por estar por encima de ese sistema que queremos destruir, debería ser capaz de desarrollar todas las capacidades al máximo, todo lo que uno cree que puede construir, esa anarquía de la que tanto hablamos.

    Tres textos son los que se desarrollan en las siguientes páginas, tres textos que creemos un buen aporte para todos los que han establecido una lucha frontal al sistema.


La Rusia Terrorista.
Sergio Krawchinsky.

    Les traemos estas tres partes del libro “La Rusia Terrorista” (traducción española), “La Rusia Subterránea” (traducción rioplatense), con las que Stepniak comienza su obra.
    Sergio Krawchinsky, más conocido como Stepniak (“hombre de la estepa”) nació en 1852 en Hadjatch (Ucrania) y murió en 1895 atropellado por un tren cuando se dirigía a la casa de un compañero del comité de propaganda revolucionaria rusa.
    Fue un ardiente y perseguido revolucionario. Van a encontrar en este texto su fuerza y un fácil entendimiento de una época.
    Hay algunas palabras del uso de la época, no hay que confundir el significado del término “partido” como “partido político”, sino en su acepción de agrupación.
    Creemos que aporta y fortifica este texto a los enemigos de lo establecido, a los enemigos de la autoridad.


El Robo: Dos Textos sobre la Expropiación Individual.
Miguel Arcangel Rosigno – Severino di Giovani.

    La violencia no la eligen los anarquistas, los refractarios, los rebeldes, ella los elige a ellos.
    La elección, el qué hacer con la sensibilidad desbocada, con la cabeza en la tormenta es lo que hacemos con esa realidad que deseamos suprimir, enterrar y olvidar lo más posible.
    Ante la injusticia, no echar para atrás ni por asomo, ese es, ha sido y será el camino de los eternos espíritus libres.

    El estado y sus defensores nos roban y esperan que se lo agradescamos, como si cometieran un acto de bondad.
    Además, como si fuera poco intentan despojarnos de todo lo que nos hace libres. Luego, nos dan dos opciones, la primera es someternos a la monotonía y servidumbre del trabajo. La otra es la opción de no obedecer, bajo la amenaza de un castigo ejemplar.
    Pero nosotros consideramos solo una opción, ante la posibilidad de la esclavitud asalariada o la cárcel, elegimos la rebelión.

    Asumir la necesidad de reflexionar ha generado el reunir estos dos textos. En este acto procuramos olvidar a los “personajes”, recordar a los compañeros, masticar lo que han dicho y tragarlo aunque sea amargo. Aunque tenga el amargor del mismo infierno.


A %d blogueros les gusta esto: