>> Proclama, fotos y video de la marcha de ayer contra Aratirí, el puerto de aguas profundas en Rocha y todos los proyectos del capital.

    Extraído del blog de Acción sin Fronteras:

    Ayer aproximadamente a las siete y media de la tarde marchamos desde la Plaza Libertad hasta Presidencia para señalar a los responsables directos de proyectos como la megaminera Aratirí y el puerto de aguas profundas en Rocha.
    Al llegar a las puertas de Presidencia las fuerzas represivas desplegaron un cordón policial y esperaban también a una cuadra con coches llenos de policías y una tanqueta rusa de las que importó el Ministerio del Interior recientemente, todos listos para defender los intereses de los políticos y los capitalistas con palos y balas. Y allí estuvimos firmes al grito de “¡la tierra no se vende, la tierra se defiende!”, donde se leyó la proclama.
    Así cerramos el mes de actividades por la Tierra, contra Aratirí y todos los proyectos del capital. Pero la lucha sigue y sigue cada vez con más fuerza, es momento de multiplicar los esfuerzos, de hacer más actividades, pintadas, aficheadas, volanteadas, es momento más que nunca de estar en la calle, es momento de afilar las coordinaciones con todos los grupos del territorio, de integrar la lucha a la lucha de todos los compañeras y compañeros que resisten en todas partes del mundo.
    ¡Fuera Aratirí y todos los proyectos del capital del mundo entero!

    Los megaproyectos no nacen solos como las plantas o los árboles, tienen responsables, intereses, nombres y apellidos. Podemos nombrar algunos como Mujica, Puntigliano, y Kremeirmann, pero hay muchos más.
Nosotros seguimos firmes en esto:
    – Las cosas se ganan si se pelean.
    – La lucha por la tierra está teniendo sus pequeñas victorias y sus derrotas como en Paraguay con la muerte de campesinos, en Perú con el Estado de emergencia, Argentina con los piquetes a la Alumbrera, Grecia y su lucha contra las minas de oro, etc., pero lo importante es que siga siendo lucha.
    – También sigue siendo lucha en el territorio ocupado por el estado uruguayo, en Cerro Chato con la gente que resiste, en Rivera en contra la mina de Vichadero, en Bella Unión con Ney Thedy, en Conchillas, en Rocha.
    – Vemos en la tele al nabo de Lugano haciendo campaña por el ahorro energético en una forma estúpida de sensibilizar a la gente cuando por otro lado se le promete grandes volúmenes de energía a Aratirí a bajo costo.
    – Se tira una bomba de humo con el tema de legalización de la venta de marihuana y por atrás silenciosamente se firma un decreto con la aprobación de la construcción de un puerto de aguas profundas en Rocha, casualmente una semana después de la visita del primer ministro de China.
    – Por estas cosas, muchos resistimos y lo seguiremos haciendo.
    Este mes de actividades que estamos finalizando con esta marcha, comenzó el 5 de Junio con la marcha a la Dinama, en el medio se realizaron muchas actividades, en Montevideo, en Treinta y Tres, en Chile, todas relacionadas con el tema de Aratirí, con el agua, contra los agro-tóxicos y los transgénicos.
Es la lucha social la que ha potenciado la solidaridad y unión más allá de las diferentes formas de ver y encarar la lucha que existen en los distintos colectivos.
    La tierra no se está muriendo, la están matando.
    No vinimos hasta acá sólo para denunciar todo tipo de megaproyectos como Aratirí, Montes del Plata, Orosur y todas las plantaciones de soja. Vinimos a demostrar que seguimos cada vez más unidos y que confiamos en nuestras propias fuerzas. Que confiamos en las personas, en sus luchas, en sus sentimientos y en sus sueños. Vinimos a decir con voz alta que la tierra es una sola y sus explotadores unos cuantos pero que vamos a mantener firme nuestra posición.

    El mensaje de los Estados y el capital ha sido claro: represión.
    El nuestro será cada vez más: ¡resistir!