Cuando el silencio es complicidad…

La Federación de profesores, Fenapes, ha echado a un empleado por haber compartido el llamado a participar en una concentración, y por haber, dicen, incitado a jóvenes a participar de una concentración. En definitiva, la persona es echada por llamar y participar de la manifestación contra el desalojo del Centro Social Autónomo La Solidaria.
  Estas tensiones y hechos deben entenderse en el marco de ese enfrentamiento añejo entre lxs defensores del orden establecido y todxs aquellxs que luchan contra este existente de dominación capitalista. Es parte de la lucha, de no callarse, de no rendirse.
  Ahora es necesaria toda la solidaridad con la persona echada, que ha decidido no quedarse en el molde, no victimizándola o acudiendo para su defensa a una lógica institucionalista e institucional. La ilegalidad que representa el hecho del despido por Fenapes o La legitimidad formal que tiene el despedido, ya que es apoyado por los otros dos órdenes que integran la tripartita del Hogar donde trabajaba (padres y alumnxs), no es el tema central para nosotrxs.
  La valentía de no resignarse a ser golpeado por lxs defensores del capital, y en este caso del partido comunista y sus cómplices, nos llena de orgullo. La manifestación compartida en las redes por esta persona ponía en cuestión la propiedad privada, la especulación inmobiliaria, la gentrificación y todo el sistema capitalista que los sustenta, no es casualidad. La manifestación que esta persona difundía es parte de una misma lucha más amplia contra el sistema imperante y a la vez un apoyo a las formas autoinstituyentes de lxs que se atreven, crean y hacen respetar sus acuerdos en una base de libertad y reciprocidad.
  Al igual que con el caso de José Lopez, filmado junto a una camarilla golpeando pibes encerrados, lxs que eligen los ámbitos sindicales para organizarse, sindicato patrón del despedido, y que intentan sobrepasar la simple ayuda mutua dentro del mundo de explotación, sabrán si deben hacer algo al respecto o no.
  Nos solidarizamos con la persona despedida por lxs alcahuetxs de la mesa de Fenapes que votaron el despido. Nos solidarizamos con todxs lxs que no se callan y hacen algo para que su voz se escuche.
  ¡La lucha sigue en la calle, acá no se rinde nadie!

Anarquistas.


A %d blogueros les gusta esto: